Preocupan a EU altos niveles de violencia en México

miércoles, 9 de abril de 2014
WASHINGTON (apro).- El gobierno del presidente Barack Obama admitió que los niveles de violencia en México son más altos de lo que se desearía, en alusión a la escalada de terror que se vive actualmente en los estados de Tamaulipas y Michoacán. “Los niveles de violencia en México todavía son más altos de cómo los quisiéramos ver y, ciertamente, más altos de cómo los quisiera ver el gobierno mexicano”, dijo Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental ante el Congreso estadunidense. La funcionaria explicó a los legisladores del Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes que la situación de la violencia en México está relacionada con los cambios y movimientos territoriales de los grupos del crimen organizado, los cuales continúan representando un fuerte reto para la aplicación de la ley. Jacobson puso como ejemplo el caso de Juárez, Chihuahua, en donde “hubo un tiempo en el que no se podía caminar sin temor por sus calles. Juárez era terriblemente violento, y ahora está considerablemente mejor”. El análisis sobre la violencia que hizo Jacobson fue en respuesta al cuestionamiento formulado por el demócrata por Nueva Jersey, Albio Sires, sobre los asesinatos y enfrentamientos que se han estado llevando a cabo en Tamaulipas. “Este gobierno –el del presidente Enrique Peña Nieto– abraza realmente el trabajo que es más crítico para hacer más seguros los lugares, acelerando la reforma judicial y haciendo más efectiva a la policía, lo cual sigue siendo un lastre muy pesado”, matizó Jacobson. El gobierno de Obama reveló que en estos momentos negocia con el de Peña Nieto la manera adecuada para restablecer al más alto nivel las pláticas y discusiones sobre cooperación bilateral en materia de seguridad. “Estamos comenzando a ver los frutos de esto”, anticipó la subsecretaria adjunta. Y como ejemplo del incremento en la cooperación Estados Unidos-México en materia de seguridad, Jacobson expuso a los legisladores la captura de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, consumada el 22 de febrero. “Estamos entusiasmados con la alianza que tenemos con los mexicanos, sobre todo en zonas con niveles altos de criminalidad como Nuevo Laredo y Michoacán”, subrayó Jacobson. La audiencia celebrada para hablar de los mil 300 millones de dólares que solicitó Obama al Congreso como presupuesto para financiar los programas de cooperación del Departamento de Estado con los países del Hemisferio Occidental, fue la oportunidad de Jacobson para intentar minimizar las críticas al gobierno de que no pone atención ni le interesa lo que pasa en las naciones de las Américas. “Todos los gobiernos, demócratas y republicanos, han sido acusados de no poner atención a la región... Estados Unidos sigue siendo el país más influyente en casi todas las naciones del Hemisferio”, sentenció Jacobson en la audiencia. Sobre la reducción del presupuesto solicitado por Obama para financiar la Iniciativa Mérida, el mecanismo bilateral de cooperación y combate al narcotráfico y crimen organizado con México, la subsecretaria de Estado adjunta apuntó que los recortes son acciones que ya se habían planeado y anticipado. “Esto se contempló (en el establecimiento de la Iniciativa Mérida) para que con el tiempo el gobierno (mexicano) se hiciera responsable de su propia seguridad”, advirtió Jacobson. El gobierno de Obama resaltó ante los miembros del subcomité que por cada dólar que pone Estados Unidos para financiar la Iniciativa Mérida, el gobierno de México invierte diez en el mismo rubro.  

Comentarios