Reformas de Peña sólo benefician a "depredadores": Episcopado

jueves, 1 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) cuestionó fuertemente las recientes reformas constitucionales realizadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, ya que, dijo, pueden ser sólo para beneficio de “aquellos acostumbrados a depredar los bienes del país”. En un documento elaborado en el marco de su actual asamblea plenaria, los obispos mexicanos cuestionan de esta manera cinco reformas constitucionales: la política, energética, fiscal, educativa y de telecomunicaciones. Señalan los obispos en su documento: “Hacemos nuestras las inquietudes de nuestro pueblo y nos preguntamos de qué manera serán benéficas sobre todo para los que han estado permanentemente desfavorecidos, o si serán una nueva oportunidad para aquellos acostumbrados a depredar los bienes del país”. Sobre la reforma política, se pregunta la CEM: “¿Qué garantizará que la reforma política consolide una auténtica democracia y una real participación ciudadana que supere las artimañas de los más habilidosos para lucrar con el poder?”. Respecto de la energética, advierte: “¿Qué garantizará que la reforma energética haga que los recursos del país se inviertan para superar los graves atrasos de gran parte de la sociedad mexicana, y que las inversiones públicas o privadas, nacionales o extranjeras, sean promotoras del progreso social, humano y comunitario, y cuidadosas del medio ambiente, por encima de intereses particulares? ¡Si la persona humana no está por encima del dinero, el dinero le pondrá precio a cada persona!”. Y prosigue: “¿Qué garantizará que la reforma fiscal fomente una contribución verdaderamente justa, equitativa, corresponsable, clara, sin complejidades y que sea utilizada con honestidad y transparencia para construir un país con menos desigualdades… o será una maraña en la que puedan evadirse o esconderse quienes se benefician de los recursos del pueblo de México?”. De la educativa dice: “¿Qué garantizará que la reforma educativa impulse un verdadero desarrollo integral para todos; una reforma en la cual se reconozca el derecho fundamental de padres y madres de familia, y la sociedad en su conjunto, para asumir la responsabilidad que les corresponde, y que no venga a alimentar una nueva estructura burocrática que sólo defienda sus propios intereses?”. Y, finalmente, la jerarquía católica se pregunta sobre la reforma a los medios de comunicación: “¿Qué garantizará que la reforma en telecomunicaciones ponga al alcance de todos las ventajas de la tecnología, la calidad de los contenidos y el respeto a la dignidad y privacidad de los ciudadanos? ¡Sin verdad y sin justicia los monopolios sólo cambiarán de manos, la manipulación de la opinión pública y de los contenidos la definirán los intereses dominantes!”. Los obispos hicieron estos cuestionamientos en vísperas de la reunión que sostendrán con Peña Nieto, programada para este viernes 2, en la sede de la CEM, ubicada en Lago de Guadalupe, Estado de México.

Comentarios