Refuerza EU sus fronteras con 2 mil nuevos agentes

jueves, 1 de mayo de 2014
McALLEN, Texas (apro).- El gobierno de Barack Obama anunció hoy que contratará otros 2 mil agentes para reforzar la vigilancia en sus fronteras por aire, mar y tierra. Los nuevos elementos, que se integrarán a Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) serán desplegados en 44 puertos de entrada y distribuidos en 18 estados de la Unión Americana con el fin de vigilar y reducir los tiempos de ingreso, así como facilitar el tránsito de mercancía y viajeros. La CBP precisó hoy en un comunicado que los nuevos efectivos cubrirán las aduanas de Nueva York, Los Angeles, Detroit, Buffalo, Houston, Dallas, Chicago, Las Vegas, Laredo, Nogales, y Nueva Orleans, entre otras. En la zona de Laredo, Texas, una de las más transitadas para entrar a Estados Unidos, los agentes serán asignados a los puntos de esa ciudad, así como en los puentes de Hidalgo, Pharr, Anzaldúas, Brownsville, Progreso y Eagle Pass. Los reclutas elegibles deben ser ciudadanos de Estados Unidos menores de 37 años, haber tenido una residencia permanente de por lo menos tres años anteriores a su solicitud, y contar con licencia de conducir vigente. También pueden aplicar los veteranos de guerra elegibles, así como civiles que hayan tenido registro laboral en áreas de seguridad. Cabe destacar que 30% de los agentes fronterizos tiene experiencia previa en actividades militares. El incremento de elementos del CBP obedece a una propuesta que en abril del año pasado presentó el presidente Barack Obama al Congreso federal para reforzar las fronteras y agilizar el flujo comercial, principalmente con México. Obama consiguió que este refuerzo de agentes fuera incluido en el presupuesto del 2014, señala el comunicado. Los oficiales del CBP, agencia dependiente del Departamento de Seguridad Interna, forman la primera línea de defensa del país y su principal responsabilidad es detectar y prevenir actos terroristas, así como frenar el acceso ilegal de armas y otras amenazas. Todos los agentes portan uniformes, andan armados y se encargan de inspeccionar y monitorear a pasajeros y mercancías, así como verificar que se cumpla legalmente con su ingreso y salida por los cruces internacionales de Estados Unidos. En su página web, la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza informa que tiene 60 mil empleados en diversas áreas para asegurar las fronteras estadunidenses.