Hallan campo de adiestramiento de Templarios; tenía helipuerto y cementerio

lunes, 12 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Fuerzas federales y estatales hallaron un campo de adiestramiento de Los Caballeros Templarios en el municipio de Tumbiscatío. El campo está equipado con helipuerto, sistema de energía solar, dormitorios, baños con regaderas, cocina, stand de tiro y hasta cementerio, según los primeros reportes. De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, el campamento se encuentra en el poblado serrano de Pitayo, a tres horas de la cabecera de Tumbiscatío y operaba bajo las órdenes de La Tuta. Las células de sicarios recibían adiestramiento en ese lugar hasta por tres meses y se presume que también servía como punto de encuentro para los integrantes de los Templarios. Ni el comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo ni las autoridades estatales hicieron referencia alguna sobre el hallazgo. El funcionario federal se limitó a informar sobre la detención de Héctor López Andrade, presunto jefe de plaza de los Templarios, y de 154 personas más que operaban como autodefensas sin serlo. De estos últimos, 130 ya fueron consignados ante un juez federal. En un mensaje a los medios, Castillo detalló que las detenciones se efectuaron en dos hechos distintos realizados junto con la recién creada Fuerza Rural Estatal, en los municipios de Tumbiscatío, Arteaga y Lázaro Cárdenas. Según el comisionado federal, en ambas acciones se aseguraron 165 armas, lanzagranadas y un lanzacohetes. Previamente, Castillo habló de la integración de autodefensas a la Fuerza Rural Estatal y afirmó que a más tardar en tres semanas quedarán listas. En esta semana, precisó, se espera que quede lista la policía rural en los municipios de Coalcomán, Apatzingán y Aguililla, donde actualmente se evalúan los expedientes de los candidatos, entre ellos autodefensas, que se han registrado para unirse a la nueva fuerza estatal. A Coalcomán, abundó, irán el jueves 15, cuando se cumple un año del surgimiento de autodefensas en el municipio; mientras que en Apatzingán organizaciones ciudadanas empezaron a hacer el reclutamiento y cada colonia propuso a 10 personas, de las que proporcionaron información para ser evaluadas. “Esto implicó un número mayor de evaluaciones, en un registro muy rápido, nos quisimos ir con más cuidado en los municipios”, dijo Castillo en entrevista radiofónica. La Fuerza Rural Estatal, dijo, hará la función que debió hacer la Policía Municipal, que terminó al servicio del crimen organizado. “Queremos que esta fuerza rural garantice la seguridad de las comunidades y que tengan representatividad en la comunidad”, apuntó.  

Comentarios