Surgen los "narco babys" colombianos; trafican drogas a Europa

lunes, 12 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- Carecen de antecedentes penales, no usan armas, ni pertenecen a cartel alguno. Algunos de ellos incluso estudian o ya se graduaron de la universidad y dirigen sus propias empresas, aunque éstas las usan como “pantalla” para traficar drogas a Europa. Las autoridades colombianas los  llaman: Los narco babys, según una nota difundida por el diario colombiano El Tiempo.  Estos jóvenes se habrían convertido en los nuevos narcotraficantes para enviar droga en pequeñas cantidades a Europa, principalmente a España, Bélgica y Grecia. La razón es que creen que la extradición a esos países no prospera, que es demorada, pero la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) tiene un acuerdo con la Europol en el que investigan conjuntamente los casos. De acuerdo con el diario colombiano, en los seis meses recientes 15 narco babys o “narcos de papi y mamí” como también los llaman los investigadores, fueron detectados por la policía colombiana y la DEA. “No son narcotraficantes que envíen grandes cantidades ni que busquen lanchas rápidas como lo hacen los tradicionales. La rutas de salida siempre son los puertos a los que acceden con sus empresas”, señaló El Tiempo. Sin embargo, a estos narco babys se les atribuyen los 110 kilogramos de cocaína incautados en el puerto de Antwerp, Amberes, el pasado 30 de abril. Estaban en una doble lámina de un contenedor que salió del puerto de Santa Marta en cajas de plátano. De acuerdo con la policía, el cargamento tenía un valor de cuatro millones de euros y fue enviado a través de una empresa creada por dos de los nuevos narcos. El nombre de la firma está en reserva y forma parte del expediente.   Perfil del “narco baby” Los narco babys, según la policía colombiana, son jóvenes de ciudad, muchos de Cali, Bogotá y Medellín que se conocieron en las universidades. Son profesionales en administración de empresas, economía, finanzas y comercio exterior. “Son personas que no usan armas ni la violencia, sino que aprovechan el negocio legal para desviar sus actividades. Hacen estudios de mercado, buscan la perfección en el envío”, señala la Policía. Según las investigaciones, hay empresas “perfectamente constituidas, que jamás llamarían la atención de las autoridades, para la exportación de fruta maquinaria o flores. Esos productos son enviados a otras empresas que los nacientes narcos han contactado en sus viajes. Los jóvenes viajan a Europa o envían a sus contactos a recibir el pago de la mercancía legal enviada y la ilícita. Luego, en Shangai, China, o Dubái hacen negocios de importación de calzado y ropa, con los que “lavan” el dinero. La policía colombiana sólo ha capturado a uno de los 15 narco babys que tiene identificados. Se trata de Brayan Alejandro Dueñas, de 25 años, a quien le incautaron en su casa ubicada al occidente de Bogotá, 35 kilos de cocaína, en una maleta que iba a ser enviada en un avión de carga.