Inicia dictaminación de Reforma Política; insalvables diferencias en candidaturas comunes

martes, 13 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Con diferencias “insalvables” en el tema de candidaturas comunes –rechazado por el PRI-, y aún “corchetes” en asuntos como el prorrateo de los gastos de campaña, el modelo de comunicación y distintas funciones de fiscalización, las comisiones unidas dictaminadoras de la reforma político-electoral iniciaron sesiones este martes con el objetivo de presentar el dictamen y convocar a un periodo extraordinario de sesiones en el Senado. Los dictámenes de la Ley General de Partidos Políticos, Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y Ley General de Medios de Impugnación, tras 80 días de negociación entre los tres grandes partidos, pasarán a ser aprobadas y discutidas en el pleno del Senado, tras la sesión de las comisiones dictaminadoras. Los negociadores acordaron que en aquellos temas donde no se pudieron resolver las diferencias se pasarán al pleno del Senado. Entre esos temas se encuentra el de las candidaturas comunes –defendidas por el PRD y PAN-, pero rechazadas por el PRI. En las últimas horas, desde el fin de semana hasta la madrugada del lunes 12 de  mayo, se pudo avanzar al resolver cuatro de las cinco diferencias fundamentales entre los tres partidos. Alejandro Encinas, presidente de la comisión de Estudios Legislativos Segunda, y negociador por el PRD, afirmó al abrir la sesión de comisiones unidas que hubo “avances en el redimensionamiento del sistema electoral, donde hemos visto de manera crítica cómo la conformación de un modelo híbrido fue resultado de una propuesta original de centralización de los organismos”. En este tema, el PAN pidió la “atracción” del INE en aquellos procesos electorales estatales. Al principio, el PRI se resistió, bajo la fuerte presión de los gobernadores. Se logró un esquema intermedio para lograr especificar en qué casos la autoridad central atraerá los casos estatales. El senador panista Juan Carlos Romero Hicks afirmó que su partido insistió en 12 temas, especialmente, el del modelo constitucional del INE, el recuento de votos cuando las elecciones sean cerradas, el modelo de comunicación de los procesos electorales, la sub y sobrerrepresentación en los congresos estatales y federal, la fiscalización y la paridad de género, entre otros. En la sesión de apertura de comisiones unidas, Roberto Gil Zuarth, presidente de la Comisión de Justicia, afirmó que se llegó a un acuerdo para que se aprueben “en lo general” los dictámenes y se vayan al pleno del Senado las diferencias. Gil Zuarth destacó que en las últimas negociaciones se logró precisar “las facultades de asunción total y parcial del INE en los casos relevantes de las elecciones locales”, también se aprobó el voto de los mexicanos en el extranjero para los candidatos a senadores, y un nuevo sistema de fiscalización y prorrateo. Por el PRI, tanto la presidenta de la comisión de Gobernación, Cristina Díaz, como el de la comisión de Reforma del Estado, Miguel Ángel Chico Herrera, destacaron los logros de la negociación en las últimas horas.   Dos debates televisivos en elecciones presidenciales   Entre las novedades que ya acordaron los tres principales partidos para la ley electoral se encuentran la regulación de los debates televisivos en contiendas para presidente de la República, gobernadores y jefe de Gobierno. Se estableció que serán dos debates obligatorios que deberán ser regulados y solicitados por el Instituto Nacional Electoral a los concesionarios de radio y televisión, bajo formatos más equitativos. Otro tema polémico que fue aprobado fue el de elevar el monto del financiamiento privado a los partidos. El PAN solicitó elevar el monto que podrían otorgar las personas físicas hasta 238 millones de pesos. Esto significaría un incremento de 10 a 25 por ciento del financiamiento privado. Hasta la noche del lunes, PRI y PRD rechazaron esta propuesta.