Se diluye protesta magisterial; sólo marchan 3 mil en el DF

jueves, 15 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Maestros disidentes provenientes de al menos siete entidades del país, principalmente de Oaxaca, Michoacán y Guerrero, se manifestaron hoy en la capital del país, para exigir la abrogación de la reforma educativa y manifestar su rechazo a las políticas económica y social del presidente Enrique Peña Nieto. Los mentores, unos tres mil según cifras del Gobierno del Distrito Federal, acompañados de otras organizaciones gremiales como el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Movimiento Magisterial Veracruzano, y de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ), iniciaron su recorrido en la Escuela Normal de Maestros, ubicada en San Cosme. A su paso, estuvieron custodiados por unos tres mil policías preventivos, desplegados por la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), es decir, hubo un policía por cada maestro inconforme. Enviados de la Comisión de Derechos Humanos del DF, participaron en la marcha como observadores, sin que reportaran incidentes. El GDF también reportó saldo blanco. Inicialmente la marcha estaba programada para ir de la Normal de Maestros a la Secretaría de Gobernación (Segob) para entregar un documento en el que se establece el compromiso para que el próximo 21 de mayo, el gobierno federal dé respuesta al pliego de demandas de 10 puntos que se entregó a esa dependencia el pasado 1 de mayo. Entre esos puntos exigen la abrogación de la reforma educativa. También demandan la atención a los rezagos de las entidades en donde los maestros tienen presencia así como la defensa de plazas automáticas para los egresados normalistas. Al llegar a la Segob los maestros decidieron dirigirse a la Plaza de la Constitución para realizar un mitin, sin embargo fueron impedidos por los policías de la SSPDF, que les cerraron el paso desde el Eje Central. En la esquina de Eje Central y Juárez fueron desplegados decenas de policías capitalinos formaron una valla para impedir el avance de los docentes inconformes. El mitin se celebró pero frente al Palacio de Bellas Artes donde los maestros disidentes repudiaron la posición del gobierno capitalino e insistieron en que “no está a negociación la defensa de la estabilidad laboral, de la educación pública, y el respeto a la bilateralidad con el magisterio”. Los dirigentes de la CNTE de Oaxaca, Guerrero, el Distrito Federal y Michoacán también demandaron al presidente Enrique Peña Nieto el reconocimiento de las plazas que se pagan con los recursos estatales y no tienen reconocimiento en el ámbito federal. Asimismo, calificaron como "una burla" el incremento del 3.5% directo al salario que negoció el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), porque –dijeron—sólo alcanza para comprar seis tortillas más al día o un boleto y medio del Metro. Al respecto anunciaron que insistirán en la Secretaría de Gobernación y ante los representantes de la Secretaria de Hacienda que se les otorgue un incremento mayor. Juan José Ortega Madrigal, secretario general de la sección 18 de Michoacán incluyó en las demandas del magisterio el reconocimiento a los trabajadores comisionados, pues sostuvo que la ley de coordinación fiscal afecta los derechos de los trabajadores. Se trata, explicó, de personas que tienen nombramiento como docentes y luego fueron asignados a tareas administrativas que hoy piden ser relevados. Ortega Madrigal afirmó que la CNTE tiene condiciones de organización y expresó su confianza en que, en un plazo que no vaya más allá de mayo se atiendan sus demandas. De lo contrario –advirtió, “nos reservamos el derecho a actuar" e iniciar "una insurgencia magisterial en contra de las leyes que atentan contra los trabajadores". Ortega Madrigal sometió a votación de los asistentes la continuidad de la jornada de lucha y se decidió mantenerla “hasta la abrogación de la reforma educativa” y el cumplimiento de sus demandas de seguridad en el empleo y basificación de todos los maestros interinos. Al concluir el mitin, los profesores regresaron a su campamento en el Monumento a la Revolución.

Comentarios