Capturan a presunto escolta de "La Tuta"

lunes, 19 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El delincuente más buscado en Michoacán, Servando Gómez Martínez, La Tuta, se le escapó una vez más a las fuerzas federales. En el lugar donde se ocultaba el líder los Caballeros Templarios sólo se encontró su espada. El gobierno prefirió guardar silencio para no caer en el “ya casi”, como dijo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, el pasado 26 de abril. En aquella ocasión el funcionario federal señaló que la búsqueda de Servando Gómez “es un proceso permanente que se sigue, y cuando ocurra (su captura) lo anunciamos. La verdad es que yo no me voy con esto de estamos cerca, estamos a un lado. Eso sólo se dice, pero hasta que lo tienes es cuando ya”. Añadió: “Yo la verdad no creo en los ‘casi’. Lo he aprendido especialmente ahora como secretario de Gobernación, en el que, cuando tenemos reuniones de seguridad, ya estamos cerca de otros y acaban deteniéndose cuando ni siquiera estábamos pensando que iba a suceder”. El viernes 16, cuando se intensificaron las acciones en las cercanías del municipio de Arteaga, circuló el rumor de que elementos de la Secretaría de Marina habrían detenido a La Tuta después de una serie de enfrentamientos en la comunidad La Pareja, que dejó un saldo de cuatro muertos. De acuerdo con fuentes gubernamentales, entre los fallecidos se encuentra Rigoberto Díaz Soto, Don Rigo y/o Belisario, quien supuestamente era el responsable de resguardar y administrar la riqueza personal de Gómez Martínez, el único líder que le queda al cártel fundado por él y por Nazario Moreno, El Chayo, abatido por fuerzas federales en la sierra de Tumbiscatío el pasado 9 de marzo. En uno de los enfrentamientos en Arteaga y Tumbiscatío también fue detenido El Mocho, escolta de Servando Gómez, quien al parecer pertenece al más estrecho círculo de seguridad de La Tuta y forma parte de un grupo de cinco gatilleros que se desplazan con el líder templario de forma casi permanente: El Joker, El Chelis, El Lico y uno más no identificado. El grupo tiene como función exclusiva la seguridad del líder de Los Caballeros Templarios, sobre quien pesan cinco órdenes de aprehensión y también es mencionado en cinco averiguaciones previas de la Procuraduría General de la República (PGR). Los escoltas –que acompañan al presunto criminal por lo menos desde hace seis años, cuando todavía era integrante del cártel de La Familia– cumplieron bien su trabajo, pues por tercera ocasión en este mes evitaron que su jefe fuera aprehendido el viernes. La Tuta, a quien se relaciona con el exsecretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna, actualmente detenido, es uno los siete líderes Templarios cuyas cabezas fueron exigidas por los grupos de autodefensas en Michoacán, además de Nazario El Chayo Moreno, Enrique Kike Plancarte (abatido el 31 de marzo), Rigoberto, El Tena; El Chicano y El Toro. El pasado 25 de abril, Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad Pública, reveló en reunión a puerta cerrada con diputados federales que ya tenían cercado en Michoacán a Servando Gómez Martínez. En aquella ocasión detalló que las fuerzas del orden instrumentaron un cerco en forma "de herradura" para evitar que el líder de Los Caballeros Templarios salga o entre por los estados de México y Jalisco. El funcionario federal informó que tienen desplegado un operativo, en coordinación con corporaciones locales, en 26 de los 113 municipios michoacanos, con el que han neutralizado a los principales cabecillas de ese grupo criminal.

Comentarios