Nuevo revés a 'El Zar de los Casinos': le niegan amparos

lunes, 19 de mayo de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- Un juez federal negó un amparo provisional solicitado por la empresa Entretenimiento de México (Emex), propiedad de Juan José Rojas Cardona, El Zar de los Casinos, para reabrir sus establecimientos clausurados. Mediante una tarjeta informativa difundida hoy, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informa que el juez décimo sexto de distrito en materia administrativa del Distrito Federal dio negativa a la suspensión provisional promovida por los abogados de Emex, a través del juicio I-743/2014. De acuerdo con la página de la Secretaría de Gobernación (Segob) son siete los establecimientos que clausuró la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS) a El Zar de los Casinos el pasado 24 de abril: Bet y Win (San Miguel Allende, Guanajuato); Casino Live (Boca del Río, Veracruz); Palmas Aguascalientes (Aguascalientes); Palmas  Cumbres y Palmas Miravalle (Monterrey, Nuevo León); Palmas Playboy (Cancún, Quintana Roo); y Sportzone (San Juan del Río, Querétaro). Tras estos cierres, Emex decidió cerrar voluntariamente los otros 19 casinos que tienen en todo el país. De acuerdo con el CJF, al expedir el 1 de abril la orden para “bajar las cortinas” de los casinos, el juez se basó en el artículo 129, fracción I, de la Ley de Amparo que establece: “Se considera, ente otros, que se siguen perjuicios al interés social o se contravienen disposiciones de orden público cuando, de concederse la suspensión: I) Continúe el funcionamiento de centros de vicio o de lenocinio, así como de establecimientos de juegos con apuestas o sorteos”. La parte quejosa había presentado su pedido en tres puntos: que no se ejecutara la suspensión total de actividades de los establecimientos que operan con el permiso federal en materia de juegos y sorteos DGAJS/SCEVF/P-06/2005 y sus modificaciones; que se levantara el estado de clausura de los sitios sancionados y que fuera levantado el cierre impuesto a los giros mercantiles autorizados ubicados en los mismos casinos, como restaurantes, bares, centros de espectáculos y auditorios. Sobre este último punto, el juez señala que no es de su competencia la operación de los giros diferentes a los de apuestas, por lo que no puede determinar si estos son cubiertos por la suspensión. Sin embargo, el órgano jurisdiccional precisa que los demás comercios que estén en un centro de apuestas, como ocurre en prácticamente todos los casinos de Rojas Cardona, donde hay también restaurante y bar, forman parte del mismo establecimiento y no pueden ser disociados del negocio objeto de la sanción. Aclara el CJF: “No debe pasarse por alto que los establecimientos de juegos y sorteos, así como los restaurantes, salas de conciertos y bares, forman parte de un mismo inmueble, de ahí que permitir el funcionamiento de estos últimos, daría lugar a la operación de los correspondientes a juegos y sorteos, por no poderse diferenciar entre una y otra actividad comercial, dentro del mismo establecimiento. “En esas condiciones, permitir la operación de uno de ellos, atentaría contra el interés social de evitar el funcionamiento de los establecimientos especificados en el artículo 129, fracción I de la Ley de Amparo”, subraya la Judicatura Federal. Este es el más reciente revés que el sistema judicial propina a la familia Rojas Cardona. El pasado 8 de mayo, el Consejo de la Judicatura anunció que los magistrados Eduardo Ochoa Torres y José Manuel Rodríguez Puerto, y el juez Javier Rubén Lozano Martínez, habían sido suspendidos mientras se les investiga por acciones que indebidamente emprendieron para favorecer a Emex.  

Comentarios