Coldwell y su familia, beneficiarios de contratos con Pemex, denuncia el PRD

martes, 20 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La vicecoordinadora del grupo parlamentario del PRD en el Senado, Dolores Padierna, exigió al presidente Enrique Peña Nieto la renuncia del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, por incurrir en tráfico de influencias y conflicto de intereses al ser accionista, junto con su padre, sus hijos y otros familiares, de empresas que tienen contratos vigentes con Pemex. En rueda de prensa, la legisladora perredista dio a conocer la lista de las principales empresas donde el exgobernador de Quintana Roo y expresidente nacional del PRI participa como accionista. Padierna alertó que “seguramente por esto tiene una visión privatizadora” en la reforma energética y que Peña debe cesarlo, ya que los servidores públicos están obligados a excusarse de intervenir “en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tengan un interés personal, familiar o de negocios”. En la relación de empresas que dio a conocer la legisladora destacan Servicio Cozumel, donde Joaquín Coldwell es accionista del 60% y el 40% restante es de sus dos hijos, Pedro Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis. Una más es la Planta de Combustible de Cozumel, donde el titular de Energía posee 40%, mientras que su padre Fausto Nassim Joaquín Ibarra tiene el restante 60%. Además de Gasolinera y Servicios Juárez, creada en 1995, donde el titular de la Sener posee 40%, mientras 60% es de su padre y de su sobrino Ignacio Nassim Ruiz. Pedro Joaquín Coldwell también posee 20% de las acciones de Combustibles Caleta, constituida en noviembre de 2001, mientras que sus dos hijos, su padre y su sobrino poseen el restante 80%. Aparte, detenta 25% de las acciones de Combustibles San Miguel, y de Combustibles Tatich, empresas creadas en mayo de 2008 y diciembre de 2009, respectivamente. El resto de las acciones de estas gasolinerías se reparten también entre su padre, sus dos hijos y su sobrino. En respuesta, la Secretaría de Energía (Sener) admitió que Coldwell es accionista de franquicias de Pemex para la venta de gasolina en Cozumel, Quintana Roo, pero negó que hubiera incurrido en alguna responsabilidad legal o conflicto de interés por esta situación. En un comunicado de respuesta a la senadora del PRD, Dolores Padierna, quien denunció el presunto conflicto de interés del exgobernador de Quintana Roo, la Sener afirmó que la participación accionaria “de ninguna manera constituye conflicto de interés ni viola reglamento legal alguno”. Según la dependencia, “se trata de derechos accionarios adquiridos durante los años 1994, 1995, 2001, 2008 y 2009 con anticipación a su nombramiento como titular de Sener”. “Las franquicias citadas contienen los mismos términos y condiciones generales que Pemex Refinación otorga a todos sus franquiciarios”, justificó la dependencia. En el comunicado se advierte que “es un hecho público en la región” que desde 1960 la familia Joaquín Coldwell participa en la venta de primera mano en la isla de Cozumel. También negó que como titular de Energía formara parte del Consejo de Administración de Pemex Refinación y aclaró que no forma parte de ninguna empresa de refinación porque este rubro aún no se ha privatizado. “El titular de la Secretaría de Energía no participa en la administración de las empresas citadas y se mantiene al margen de las operaciones mercantiles”, se afirmó en el comunicado. A su vez, el presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchynna, también respondió a la acusación de Padierna al señalar que forma parte de “una estrategia de distracción” del PRD en vísperas de la discusión sobre la reforma energética. El priista afirmó que Pedro Joaquín Coldwell es “un hombre honorable” y que “el que acusa está obligado a probar”.  

Comentarios