Exhuman nueve osamentas más de narcofosas en Iguala

martes, 20 de mayo de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Al menos nueve osamentas fueron exhumadas esta mañana de cuatro fosas clandestinas localizadas en la ciudad de Iguala, indican reportes oficiales. El hallazgo se realizó en las inmediaciones de la colonia Ernesto Pineda Vega, al oriente de esta ciudad colapsada por la narcoviolencia y que se ha convertido en “tiradero de cadáveres”. A mediados de abril, en este mismo punto conocido como Loma Zapatero o San Miguelito, fueron exhumados siete cadáveres, en su mayoría osamentas. Antes, el Ejército desmanteló un ‘narcolaboratorio’ donde se procesaba heroína sintética conocida como china white en la misma zona, ubicada sobre la carretera federal que conecta Iguala con los municipios de Cocula y Teloloapan. La existencia del centro de procesamiento de droga y las fosas clandestinas fue denunciada públicamente por el líder del asentamiento Ernesto Pineda Vega, quien aseguró que una célula delincuencial al servicio del grupo criminal Guerreros Unidos operaba en el área y advirtió que unas 30 personas habrían sido ejecutadas e inhumadas clandestinamente en la zona. Por ello, anunció que los vecinos formarían un grupo de autodefensa urbano ante la indolencia gubernamental, no obstante, fue detenido y actualmente se encuentra preso en la cárcel de Tuxpan, acusado por el delito de secuestro en agravio de Adolfo Salgado Salgado. Presionados por los familiares de Pineda Vega, quienes atribuyeron su detención a la denuncia que hizo, el Ejército y la PGJ decidieron buscar cadáveres en la zona y desde abril a la fecha han exhumado unos 16 cuerpos. Las nueve osamentas exhumadas este martes se encontraban en cuatro fosas en las inmediaciones de un cerro, muy cerca del lugar donde anteriormente las mismas autoridades habían encontrado siete cadáveres más, indican los reportes oficiales. La banda criminal Guerreros Unidos está afincada en Iguala y, de acuerdo con las narcomantas colocadas en un puente de Morelos, actualmente es dirigida por Federico Figueroa, hermano del cantautor Joan Sebastian. Guerreros Unidos mantiene una brutal confrontación con las bandas de La Familia y Los Rojos por el control de las rutas de trasiego de drogas que conectan los estados de México, Guerrero y Morelos.

Comentarios