Líder del Cártel del Golfo capturado, responsable de violencia en Tamaulipas: Rubido

domingo, 25 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Considerado uno de los líderes del Cártel del Golfo en Reynosa, Tamaulipas esta tarde fue exhibido ante los medios de comunicación Juan Manuel Rodríguez García Juan Perros, de 39 años, quien fue capturado en el municipio de San Pedro, Nuevo León. Las pruebas periciales realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR) confirmaron la identidad de Rodríguez García, quien era uno de los 12 objetivos de la nueva estrategia de seguridad del gobierno federal en Tamaulipas. Fuertemente custodiado, el capo salió del hangar de la PGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en donde fue sometido a un examen médico, aproximadamente a las 18:45 horas. Su presentación ante los medios duró unos pocos segundos, al igual que en el caso de Joaquín El Chapo Guzmán, el pasado 22 de febrero. Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, dijo en un mensaje a los medios desde el hangar de la PGR que con la captura de Juan Perros suman ya tres los delincuentes detenidos en dos semanas, quedando pendientes 9 de un total de 12 objetivos. El funcionario detalló que Rodríguez asumió el liderazgo del Cártel del Golfo tras la detención de Mario Armando Ramírez Treviño, en agosto de 2013. “El mando de Rodríguez García no fue reconocido por todas las fracciones delictivas del grupo, lo que generó divisiones al interior de la organización y elevó la violencia en Tamaulipas”, afirmó. Agregó que el presunto delincuente fue capturado en las inmediaciones de un hotel del municipio de San Pedro, Nuevo León, de donde era originario. Rubido señaló que el sujeto es responsable del secuestro de migrantes, del asesinato de militares e integrantes de Los Zetas, y de la violencia en Tamaulipas. Además, controlaba el cártel mediante actos violentos al eliminar a los integrantes que no eran afines a él. Esto generó una ola de violencia en Reynosa, Matamoros, Río Bravo, Tampico y Valle Hermoso. También en San Fernando, Ciudad Victoria y Nuevo Laredo, por pugnas con Los Zetas para mantener su predominio. Asimismo, traficaba drogas y armas, además de cobrar derecho de piso a otras organizaciones criminales que pretendían pasar a Estados Unidos. Rubido afirmó que Juan Perros ordenaba secuestros masivos de indocumentados; a los extranjeros los obligaba a unirse a su organización y los que se negaban eran asesinados. “Este sujeto cometió agresiones contra diversas autoridades federales entre las que destaca el ataque a personal militar en agosto de 2013, en el que fallecieron cuatro militares en la ciudad de Reynosa, así como la ejecución de otro más el 31 marzo del presente año, en Matamoros”, detalló el comisionado nacional de Seguridad. Indicó que al ponerse en marcha la nueva estrategia de seguridad en  Tamaulipas y ante la presencia de fuerzas federales, Rodríguez abandonó Río Bravo para mantener un bajo perfil en Nuevo León, en donde fue ubicado gracias a trabajos de inteligencia. Dijo que durante el operativo de captura no fue necesario efectuar un solo disparo y que al momento de su detención Rodríguez estaba acompañado de su esposa y sus hijos.

Comentarios