Avalan diputados calendario para energética; abren espacio a expertos

jueves, 29 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con participación acotada de los legisladores y una reducción en el número de sesiones, las comisiones unidas de Hacienda y de Energía en la Cámara de Diputados aprobaron la participación de “expertos independientes” en el debate de las reformas secundarias en materia energética. Luego de declararse en sesión permanente y ante el reclamo de PRD, PT y MC, los presidentes de las comisiones de Hacienda, el panista Isabel Trejo, y de Energía, el priista Marco Antonio Bernal, aceptaron que expertos ajenos al gobierno federal expongan sus puntos de vista respecto del nuevo régimen fiscal de Pemex, los nuevos tipos de contrato y el manejo y destino del llamado “fondo petrolero”. Con el voto en contra del PT, MC y de la diputada perredista Claudia Bojórquez –el resto de los perredistas se abstuvo--, los partidos PRI y PAN aprobaron el calendario de trabajo de las comisiones unidas en el que, como primer punto, destaca que en las siguientes cinco reuniones --en un principio se plantearon seis--, podrán asistir todos los diputados que lo deseen, pero sin “voz”, lo que va en contra del Reglamento de San Lázaro. Así, únicamente los integrantes de ambas comisiones podrán participar en los próximos cinco encuentros. Además, si los legisladores tienen alguna duda y desean formular preguntas a los funcionarios del gobierno, “podrán hacerlo del conocimiento previo” de las mesas directivas. Es decir, todo responderá a un plan previamente delimitado con lo que se busca desechar las sorpresas. Durante la aprobación del esquema de participación, el petista Manuel Huerta Ladrón de Guevara advirtió que, aun sin formar parte de las comisiones, asistirá a las sesiones y participará en el debate, pues su libertad de actuación no puede ser acotada. Además, resaltó que el reglamento de la Cámara permite la participación de los diputados federales en todas las comisiones aunque no sean integrantes de algunas de ellas. Por esos mismos motivos Ricardo Mejía Berdeja y Juan Samperio Montaño, de Movimiento Ciudadano, así como Ricardo Cantú y José Benavides Castañeda, del Partido del Trabajo, así como la perredista Claudia Bojórquez votaron en contra, no así Silvano Blanco Deaquino, Miguel Alonso Raya y once perredistas más quienes se abstuvieron. Más todavía, pues el calendario que inicialmente consideraba seis sesiones de las comisiones unidas, todas con diversos funcionarios federales para conocer a detalle las reformas propuestas, fue acotado a cinco, de las cuales dos: las del 17 y 18 de junio, serán “con expertos en la materia”, justo los días en que la Selección Nacional de futbol tendrá participación en el Mundial de Brasil. En el nuevo calendario ya no se prevé el encuentro del martes 3 de junio y por tanto éste inicia el jueves 5 del mismo mes, cuando acudirán funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). La participación de los funcionarios será de 10 minutos y cada partido podrá hacer uso de la palabra durante tres minutos para su primera intervención y otros tres para réplica. El mismo esquema será para la primera y segunda ronda de participaciones en las que los siete partidos representados en la Cámara podrán formular cuestionamientos. En una tercera ronda la intervención quedará acotada a los tres partidos de mayor membresía, PRI, PAN y PRD. El resto queda eliminado de participar en el encuentro. El mismo esquema se aplicará el jueves 12 de junio cuando acudan funcionarios de la Secretaría de Energía (SE), y el jueves 19 del mismo mes con empleados de Banco de México (Banxico). Los días 17 y 18 de junio se aprovecharán para el encuentro con “expertos independientes”, quienes se prevé surjan a propuesta de la oposición. “Nadie quiere vender al país” Durante la aprobación y declaración de la sesión permanente de las comisiones unidas de Hacienda y de Energía, el panista Juan Bueno Torio aclaró que en su partido “nadie quiere vender al país ni entregar el patrimonio nacional” a empresas extranjeras. Por el contrario, sostuvo, se pretende que la energía sea la palanca del desarrollo del país. Incluso, calificó de “una total aberración” el considerar que con las reformas secundarias se “invadirán” atribuciones de la Cámara de Diputados en la asignación presupuestal. Antes, la perredista por Tabasco, Claudia Bojórquez, sostuvo que la reforma energética y la apertura del sector a la iniciativa privada son “un retroceso histórico”; demandó a los legisladores que se escuche a quienes votaron por ellos y se lleve a cabo una consulta ciudadana, aparte de que consideró “irresponsable y antiético” que los diputados voten “al vapor” las iniciativas. Lo anterior debido a que en Cámara de Diputados se espera aprobar “a la par” del Senado de la República diversas leyes relacionadas con el sector. En San Lázaro se prevé aprobar la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, donde se consideran tres tipos de contrato: de licencia, de utilidad compartida y de producción compartida, así como la Ley del Fondo Petrolero para el Desarrollo Económico, que prevé la creación de un fideicomiso manejado por Banxico donde se concentre el producto económico de aquellos contratos. Asimismo, se adecuará la Ley de Coordinación Fiscal donde se harán algunos cambios al régimen fiscal de Pemex para que pase de ser una “empresa paraestatal” a una “empresa productiva” que buscará competir con el resto de la iniciativa privada en la exploración, extracción y comercialización de los hidrocarburos. En la discusión, el único momento en que el bloque del PRD --afín a la corriente política de Los Chuchos o Nueva izquierda-- se mostró crítico fue cuando reclamó el que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, tenga mayor injerencia sobre la confección de los contratos y el uso de los dineros obtenidos; aparte cuestionó al sindicato petrolero por haber contribuido a un aumento del pasivo laboral de Pemex. Mientras Silvano Blanco Deaquino y Miguel Alonso Raya, del PRD, cuestionaban el papel del sindicato, del otro extremo de la mesa el tesorero de dicha agrupación, el priista Ricardo Aldana, se mofaba del señalamiento, al tiempo que ordenaba al diputado y también petrolero Noe Hernández que respondiera que, sin sus trabajadores, Pemex no sería lo que es hoy, “una empresa de reconocimiento mundial y empleados altamente capacitados”. Por ello, los perredistas debieron aclarar que el punto de conflicto nunca han sido los trabajadores de Pemex, sino su “burocracia sindical”. Blanco Deaquino adelantó que el PRD propondrá “candados” para que el manejo de los recursos que irán a parar al fondo petrolero no se maneje con discreción y se evite la corrupción. El MC, a través de Ricardo Mejía Berdeja, adelantó que exigirán se incluya en la discusión la acción nociva de la “fractura hidráulica” para extraer gas, además de hacer alusión a los últimos casos de corrupción en Pemex, por lo que consideró que no debe haber cambios en la ley hasta que se combata ese flagelo. Después del 19 de junio una subcomisión, en donde participarán todos los partidos, elaborará un predictamen de las dos nuevas leyes y los cambios propuestos a las ya existentes. Mejía Berdeja aclaró que mientras los diputados de las comisiones estén escuchando a los funcionarios, “en otras oficinas, fuera de San Lázaro, se estarán elaborando los dictámenes”. Y de las leyes que se aprueben en el Senado, añadió, es seguro que la cámara de Diputados no les modificará ni una coma, “ya conocemos esta película”, deploró.

Comentarios