Denuncian ante PGR al juez que benefició al "Zar de los Casinos"

jueves, 29 de mayo de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- El juez federal Ricardo Hiram Barbosa Alanís y tres de sus secretarios fueron denunciados hoy penalmente por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) ante la Procuraduría General de la República (PGR) por recibir sobornos y otorgar amparos indebidos a casas de apuestas entre las que figura Entretenimiento de México (Emex), propiedad de Juan José Rojas Cardona, El zar de los casinos. Otra de las empresas favorecidas es Atracciones y Emociones Vallarta (AEV), que operaba con un permiso clonado del casino Royale, donde fueron asesinadas 52 personas el 25 de agosto del 2012. Una más fue Cervezas Modelo de Nuevo León. Al funcionario y a personas allegadas a él se les han detectado ingresos por más de cinco millones de pesos que no han sido justificados, dice el órgano federal en un boletín. De acuerdo con el comunicado que publica hoy el CJF en su página, a Barbosa Alanís, quien era titular del juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa, en Nuevo León, y a sus secretarios Héctor Fernando Monterrubio Pontigo, Alejandro Tovar Álvarez y Eusebia González González, se les acusa de probable otorgamiento indebido de suspensiones provisionales y definitivas a casas de apuestas. A todos se les investigaba desde el 2011 y el 5 de marzo se les inició un procedimiento administrativo mientras se investigaban sus actos deshonestos. El CJF explica que Barbosa Alanís y Monterrubio Pontigo conocían, tramitaban y resolvían juicios de amparo “en detrimento de los principios y funciones que se encuentran obligados a cumplir”. Al juez se le detectaron ingresos a sus cuentas bancarias, de origen desconocido, por un monto de 597 mil pesos. Además, dice la Judicatura que fueron investigadas personas cercanas a él y se les encontraron ingresos en sus registros bancarios por cinco millones 123 mil pesos, “de origen inexplicable”. A Monterrubio Pontigo se le detectaron abonos a su saldo sin justificación por un millón 572 mil pesos, mientras que a sus allegados se les descubrieron ingresos por 946 mil pesos de supuesta procedencia ilícita. Tovar Álvarez recibió sin causa legal 859 mil pesos. Personas cercanas a él incrementaron sus cuentas en dos millones 466 mil pesos sin justificación. González González gozó de movimientos favorables en su cuenta por un millón 464 mil pesos, mientras una persona relacionada con ella obtuvo indebidamente un bono de un millón 558 mil pesos. El Consejo de la Judicatura federal señala que con esta denuncia presentada ante el Ministerio Público federal concluye la fase de investigaciones administrativas a partir de las quejas recibidas y de su conocimiento sobre conductas públicas irregulares de estas personas, en su relación con casas de apuestas. Pese a que ya fueron presentadas denuncias, el CJF continúa sus procedimientos administrativos para detectar más faltas entre sus funcionarios. La instancia también está abierta a recibir quejas de personas afectadas por estos servidores públicos en relación con las presentes indagatorias. Concluye el comunicado: “El CJF actúa con todo rigor y transparencia en contra de funcionarios públicos que privilegiaron sus intereses a los de la Constitución y a la sociedad a la que se deben”. El 19 de mayo un juez negó una suspensión provisional promovida por los abogados de Emex, para que se le permitiera abrir los casinos clausurados. Dos días después, la Secretaría de Gobernación publicó en la página de la Dirección General de Juegos y Sorteos que retiraba los permisos de operación a las 26 casas de apuestas que tiene El zar de los casinos en todo el país y a otras seis de su empresa filial, Exciting Games. Hasta ahora son 10 funcionarios del poder judicial en México que han sido procesados en años recientes por favorecer a casineros (Proceso 1960).

Comentarios