Descarta gobernador de Aguascalientes "revancha política" contra Reynoso Femat

lunes, 5 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Aguascalientes, el priista Carlos Lozano de la Torre, descartó que la captura de Luis Armando Reynoso Femat obedezca a una “revancha política”, como acusó el exmandatario panista durante la audiencia preparatoria realizada en el Juzgado Primero de lo Penal. Reynoso Femat, detenido la tarde del viernes pasado, enfrenta señalamientos por el delito de peculado en agravio de la administración pública estatal por un monto de 26.7 millones de pesos del Instituto de la Vivienda. Este lunes, Lozano de la Torre aseguró que se trata de “un asunto legal y de justicia”, y enseguida desechó que se trate de una “revancha política” contra su antecesor en la gubernatura. ?Está lo que explicó el procurador y lo que explicó el presidente del Supremo Tribunal; no es más que un tema legal y de justicia y nada más ?acotó el mandatario. Molesto por los cuestionamientos de los reporteros, Carlos Lozano advirtió que las revanchas políticas no se solucionan en la cárcel. “No, nada de revanchas políticas; no estaría en donde está; las revanchas políticas no se solucionan ahí”, atajó. Aparte de Reynoso Femat, la PGJ investiga a otros siete excolaboradores del exgobernador panista. De acuerdo con el expediente 116/2014, la Fiscalía acusa a los exservidores públicos por su participación en la compra de predios a sobreprecio, acción que causó un desfalco al erario por 26.7 millones. Los implicados son Alberto Serna Dávila, exdirector del Instituto de Vivienda; Juan Ángel José Pérez Talamantes, exsecretario de Gobierno; el extesorero Pablo Giacintti Olavarrieta, y Ricardo de Alba Obregón, exsecretario de Planeación. Asimismo, Luis Gerardo del Muro Caldera, extitular de Obras Públicas; Beatriz Cañizo Cosío, exsecretaria de Desarrollo Social, y el excontralor Claudio González Muñoz. Según la indagatoria, los ahora inculpados avalaron el 16 de abril de 2009 la compra, a sobreprecio y sin avalúo, de los predios Dolores y La Gloria, que suman 30 hectáreas. Los terrenos se compraron en 58.5 millones cuando su valor real era de 31.7 millones. Pero no es todo, pues los excolaboradores de Reynoso Femat están involucrados en otro expediente por la venta de terrenos por debajo de su precio real, por lo que algunos han solicitado amparos o están prófugos. Consultado sobre el caso, el diputado federal panista Rubén Camarillo afirmó que no se trata de un tema político y que, si el exmandatario cometió un delito, debe enfrentarlo y ser juzgado con apego a la ley. Sin embargo, destacó que el tiempo dio la razón a quienes, como él, pidieron expulsar del partido a Reynoso Femat. “Hace muchos años Reynoso se alejó de los principios de Acción Nacional, el tiempo me dio la razón. ¡Qué lástima!, pero así es”, remachó.  

Comentarios