Asesinan en Tamaulipas a jefe de grupo de inteligencia

martes, 6 de mayo de 2014
CIUDAD VICTORIA, Tamps., (proceso.com.mx).- Salvador de Haro Muñoz, jefe del grupo de Inteligencia que ubicaba a los líderes del cártel de “Los Zetas” en la capital de Tamaulipas, falleció en un enfrentamiento entre efectivos de la Marina, el Ejército Mexicano  y la Policía Estatal  Acreditable contra sicarios. En ese mismo enfrentamiento murieron cuatro  delincuentes, entre ellos uno de los  comandantes del grupo criminal. También fueron heridos tres marinos y un soldado. Cinco presuntos delincuentes fueron detenidos. Además, en Reynosa y Matamoros se registraron tiroteos entre sicarios y fuerzas federales que dejaron como saldo otros cinco muertos, con lo que suman diez fallecidos por la violencia ocurrida en Tamaulipas ayer lunes. El choque en Ciudad Victoria ocurrió pasadas las 19:00 horas en la Colonia Altavista -un paupérrimo  barrio del oriente de la ciudad- cuando  el grupo de Inteligencia que dirigía Haro Muñoz realizaba un operativo para ubicar a un capo de “Los Zetas”  conocido como “Cabeza de Marrano”. “En una casa ubicada en el crucero de las calles 42 y Ocampo, Colonia Altavista, hasta donde llegaron las fuerzas estatales y federales luego de la investigación realizada por la Policía Estatal Acreditable contra ese grupo delictivo, al cual se le relacionaba con diversos hechos de violencia ocurridos en esta capital”, precisó un comunicado del Grupo de Coordinación de Tamaulipas (GCT). El boletín agregó que, al detectar la presencia de las fuerzas de seguridad y para evitar ser detenidos, los sicarios abrieron fuego con armas largas y pistolas automáticas, iniciándose un enfrentamiento en el que falleció el jefe del departamento de Inteligencia. La balacera duró cerca de una hora y fue grabada por los vecinos, quienes publicaron varios videos y audios al Portal Valor por Tamaulipas. “En el lugar de los hechos otros cinco agresores fueron detenidos y puestos a disposición de las autoridades correspondientes. Ellos son Óscar Eliud de la Sota Gallegos, Abraham Camarillo Baltazar, Esteban Ruiz Leija, Karina Nayely Hernández Guevara y Mayté Candelaria Ruiz Leija”, concluyó el comunicado oficial. Horas antes, en Reynosa, alrededor de las  14:00 horas, integrantes de un grupo delincuencial atacaron a oficiales de la Policía Federal que realizaban patrullaje de vigilancia. El ataque a los policías federales provocó una persecución que terminó a la entrada del estacionamiento del centro comercial Walmart,  ubicado en el Bulevar Hidalgo y Avenida El Pasito. “En ese punto, cuatro civiles armados que se desplazaban en un automóvil Ford Crown Victoria color dorado, sin placas de circulación, fueron abatidos a balazos cuando trataban de escapar disparando sobre los federales. Tres de ellos quedaron sobre el pavimento, mientras el cuarto quedó sin vida en el interior del vehículo”, señaló un texto del GCT. Dos de los muertos  fueron identificados como Jorge Aarón Guerra Ontiveros, de 22 años de edad y José Alejandro Pérez Guerra, de 28. Los otros dos continuaban sin ser identificados. Los cuatro traían puestos chalecos antibalas y portaban armas largas que quedaron sobre el pavimento. Mientras que en Matamoros, al filo de las 11:15 horas, civiles armados que se desplazaban en una camioneta Chevrolet Van de modelo no reciente abrieron fuego contra elementos de la Secretaría de Marina que realizaban patrullaje de vigilancia sobre la carretera Lauro del Villar, a la altura de Ciudad Industrial. “Al intentar escapar de los marinos, los civiles armados enfilaron la camioneta hacia Ciudad Industrial, donde perdieron el control de la misma y la impactaron contra un árbol, provocando que se incendiara, ya que en su interior llevaban un recipiente de plástico de gran capacidad conteniendo gasolina robada”, señaló un comunicado. Uno de los agresores fue abatido cuando enfrentó a los marinos con un arma larga, mientras sus acompañantes lograron escapar corriendo entre la maleza. En Tampico  también se registraron hechos violentos  cuyo saldo no fue informado por las autoridades estatales.

Comentarios