Policías estatales, cómplices del homicidio del Jefe de Inteligencia de Tamaulipas

miércoles, 7 de mayo de 2014
CIUDAD VICTORIA, Tamps., (proceso.com.mx).- El Ejército detuvo al menos a 10 efectivos de la Policía Estatal Acreditable por “poner” al Jefe de Inteligencia de Tamaulipas, Salvador Haro Muñoz, para que lo asesinaran sicarios del grupo criminal “Los Zetas”, informó a Proceso una fuente oficial. El grupo de la  Policía  Estatal Acreditable fue capturado por miembros del Ejército horas después de que asesinaron a  Salvador de Haro Muñoz en calles de la  colonia Altavista, agregó un portavoz  de los militares  que solicitó el anonimato. Haro Muñoz,  jefe del grupo de Inteligencia que ubicaba a los líderes de “Los Zetas” en la capital de Tamaulipas, acudió la tarde del lunes a las empinadas e intrincadas calles del popular barrio  Altavista  para investigar una denuncia anónima sobre la presencia de un capo en la zona. Estaba  acompañado de  un grupo de Policías Acreditables que lo condujo al  cruce de las  calles 42 y Ocampo, donde lo esperaba una veintena de sicarios de “Los Zetas”  apostados  con fusiles de asalto en techos de las viviendas. La fuente precisó que los primeros disparos provocaron la muerte de  Salvador de Haro Muñoz, mientras que sus escoltas repelieron la agresión y al menos diez efectivos de la Policía Acreditable huían de la zona,  como quedó registrado en las cámaras de seguridad de una de las principales avenidas  que conducen a la colonia Altavista. Los primeros intercambios de disparos provocaron que arribaran  a ese sitio miembros de la Marina y el Ejército, quienes se enfrentaron durante cerca de una hora con el grupo de sicarios, que mantuvo intimidado a los militares durante ese tiempo. La intensa balacera fue grabada por vecinos, quienes publicaron audios y videos en el portal “Valor por Tamaulipas”,  testimonios que evidencian que no se trató de uno más de los cotidianos  enfrentamientos que ocurren en Ciudad Victoria. Al término de la refriega, los militares lograron abatir a cuatro sicarios que se habían refugiado en una vivienda y capturaron a cinco más, entre ellos dos mujeres, mientras que el resto de los pistoleros logró escapar. Horas después del enfrentamiento, los militares acudieron a capturar a los policías que huyeron de lugar y en algunos casos les encontraron  sobres con el dinero que les pagó el grupo criminal para “poner” a Haro Muñoz, contó el portavoz militar. El departamento de Inteligencia que dirigía Salvador de Haro Muñoz, de alrededor de 55 años de edad, se había distinguido en los últimos meses por ser el principal instrumento para combatir a los líderes  de “Los Zetas” que controlan la plaza de Ciudad Victoria.  

Comentarios