Cambia Peña Nieto la Constitución... en el discurso

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto, reformó la Constitución… al menos en el discurso, al referirse hoy a la actividad turística como “estratégica y prioritaria”, una condición que en el texto constitucional no se incluye. Al poner en marcha la Campaña Nacional de Promoción Turística, así como la presentación de la Agenda de Competitividad Turística, el mandatario expresó que “para el gobierno de la República, el turismo es una actividad estratégica y prioritaria, de carácter transversal, que estamos decididos a aprovechar a plenitud”. En los artículos constitucionales 27 y 28, que establecen los sectores estratégicos y prioritarios del país, no se considera el turismo. El párrafo cuarto del artículo 28 se refiere sólo a correos, telégrafos y radiotelegrafía; minerales radiactivos y generación de energía nuclear; la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica, y la exploración y extracción del petróleo y de los demás hidrocarburos. También establece que son áreas prioritarias la comunicación vía satélite y los ferrocarriles. Luego, el párrafo octavo del mismo ordenamiento establece como área estratégica la acuñación de moneda y la emisión de billetes. De hecho, en los artículos de contenido económico y en todo el texto constitucional, las únicas menciones relacionadas con la actividad turística se ubican en el artículo 73, sobre las facultades del Congreso, y en el artículo 122, apartado C, sobre las facultades de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Ninguna lo define estratégico o prioritario. No obstante, la Ley General de Turismo sí lo establece en su artículo 1: “Los procesos que se generan por la materia turística son una actividad prioritaria nacional que, bajo el enfoque social y económico, genera desarrollo regional”. No hay definición sobre carácter estratégico. México, potencia mundial en turismo “México está listo para ser potencia mundial en turismo”, aseveró el presidente Peña Nieto, al destacar la belleza natural del país, sus tradiciones e historia, como un atractivo. Sin embargo, advirtió que se debe acelerar el paso, transformar el inventario turístico nacional de manera estratégica y sustentable. “Para aprovechar nuestro enorme potencial, debemos cambiar paradigmas y actuar con visión de futuro en cada destino específico”, dijo. Ante la mayoría de los gobernadores de los estados y el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, legisladores federales, funcionarios y empresarios del sector turismo, Peña Nieto mencionó diferentes indicadores económicos, así como acciones de su gobierno y consideró que el país está listo para convertirse en “un destino de clase mundial”. Además, subrayó que en 2013 el país fue visitado por 23.7 millones de turistas, convirtiéndose en el segundo país más visitado del continente. Aseguró que los indicadores del primer trimestre de 2014 superan ya en 30% los indicadores del mismo período en el año anterior. El priista añadió que las innovaciones impulsadas por su gobierno deben acompañarse de un fuerte impulso a la infraestructura turística nacional, a fin de mejorar la conectividad y elevar la competitividad. “Esa es la ruta que hará de México un actor con mayor presencia en el mapa turístico mundial”, expresó.