Emiten alerta por robo de material radiactivo en el Estado de México

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Sistema Nacional de Protección Civil y la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias reportaron el robo de una fuente radiactiva en Tultitlán, Estado de México, y emitieron una alerta en esa entidad y estados circunvecinos para localizar el material. La alerta se emitió para las unidades de Protección Civil del Estado de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Veracruz, así como el Distrito Federal. En Oaxaca no existe un reporte de alertamiento, pero se pide que la población esté informada. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó el robo del material radiactivo pero aclaró que no se generó una alerta, sólo se activó el protocolo para la localización del cargamento. “Se está aplicando el protocolo que nos ha dado buenos resultados para la localización. Sí es un material que se debe cuidar en su manejo y es importante que podamos lograr su localización”, dijo. La fuente radiactiva fue robada el pasado 8 de junio. Un grupo armado ingresó a la bodega de obra donde se encontraba almacenado el equipo en el municipio de Tultitlán, Estado de México. Los presuntos criminales amagaron a las personas que se encontraban en el lugar y se robaron material diverso, incluido un medidor de compactación de suelos marca CPN International Inc., modelo MC-3-122, con número de serie de contenedor M390409235. El medidor cuenta con dos fuentes radiactivas cuya categoría de riesgo es bajo y es improbable que sea peligrosa para las personas o que lesione permanentemente a alguien, según Protección Civil. Sin embargo, la dependencia informó que si el material no se encuentra blindado o se maneja en condiciones de seguridad tecnológica, “podría lesionar temporalmente a quien la manipulara o estuviera en contacto con ella durante muchas horas, o que se hallase cerca de ella durante un periodo de muchas semanas”. La dependencia recomendó que en caso de localizar la fuente, no se manipule el equipo, ni se permanezca cerca del mismo. Sugirió también establecer un perímetro de seguridad y resguardarlo con radio mínimo de 30 metros y notificar el hallazgo de inmediato a la autoridad de orden federal. Pidió reportarlo al Centro Nacional de Comunicaciones de Protección Civil, a los teléfonos 01 800 00 413 00 y 01(55) 5128 0000, extensiones 11470 a 11476 o a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias a los teléfonos 01 800 111 3168 y 045 (55) 9199 5776. Este no es el primer caso de robo de material radiactivo que sucede en el país. La madrugada del 3 de diciembre de 2013, fue robada una fuente de cobalto 60 en la comunidad de Tepojaco, Hidalgo, mientras dormitaba el chofer del camión que transportaba el material radiactivo. Eran dos kilos 300 gramos de cobalto 60 que formaba parte de un equipo de radioterapia en desuso, según informó el área de Comunicación Social de la delegación del IMSS en Baja California. El recipiente que contenía el cobalto 60 fue hallado en el municipio de Hueypoxtla, municipio de Zumpango, a un kilómetro de distancia de donde fue abandonado el camión que la transportaba. En aquella ocasión, seis personas estuvieron expuestas al material radiactivo robado y tuvieron que ser hospitalizados para corroborar que no presentaban riesgos en su salud. Todos fueron dados de alta pero quedaron a disposición de la Secretaría de Seguridad Pública para investigar su posible participación en el robo.

Comentarios