México crece poco por el desempeño global, justifica Videgaray

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Al secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, nada lo mueve de su optimismo, ni siquiera la última reducción del pronóstico de crecimiento por parte del Banco Mundial (BM) que pasó de 3% a 2.3%. Lejos de enfatizar que el mercado interno se encuentra estancado, el encargado de la política fiscal del país, aclaró que el recorte en la previsión del PIB de México por parte del organismo internacional “refleja que parte de la razón por la que México no está creciendo lo suficiente este año, es por la falta de crecimiento del mundo entero”. Luego de reunirse con inversionistas y empresarios en Nueva York, Videgaray se apuró a precisar que la perspectiva de crecimiento del BM es de 2.3%, mientras que la previsión de la dependencia federal es de 2.7% “es decir, está dentro de un rango comparable”. Eso no es todo. Dijo que el ajuste en sus expectativas de crecimiento a nivel global incluyó también a Estados Unidos y otros países como Brasil. Sin embargo, omitió que otras naciones latinoamericanas crecerán más que nuestro país. Es el caso de Bolivia (5.2%), Paraguay (4.8%), Colombia (4.6%), Nicaragua (4.5%), Ecuador (4.3%), Perú (4%), Costa Rica (3.7%), entre otros. El titular de la SHCP agregó que ante los profundos lazos económicos de México con Estados Unidos, se requiere avanzar en la diversificación de las exportaciones y fortalecer el mercado interno. Lo cierto es que la economía no logra avanzar de manera sostenida. Por esa razón el mismo Banco de México (Banxico) ya anticipó la probabilidad de recortar aún más su pronóstico de crecimiento que actualmente se ubica en un rango entre 2.3% y 3.3%, mientras los especialistas afirman que no hay señales claras de recuperación. De hecho, ante la debilidad de la actividad económica, la semana pasada la institución encargada de la política monetaria redujo su tasa de referencia –tasa de interés interbancaria a un día– en 50 puntos base (o medio punto porcentual), para dejarla en 3%, desde el 3.5% que estableció el 25 de octubre del 2013. Hoy en su gira por la capital financiera de Estados Unidos, Videgaray celebró esa decisión del banco central: “Así como estamos incrementando el gasto público en infraestructura, hay más programas sociales para dar un impulso a la economía. Ahora el Banco de México reduce las tasas de interés también logrando el mismo efecto, contribuir a un mayor crecimiento sin que esto resulte en mayor inflación”.