Pide EPN difundir en el extranjero sus reformas estructurales

martes, 17 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Práctica abandonada durante los gobiernos panistas, una reunión con los cónsules honorarios de México en diferentes partes del mundo fue convocada hoy por el presidente Enrique Peña Nieto para promover las reformas constitucionales impulsadas por su gobierno y los partidos políticos que suscribieron el Pacto por México. Según Peña Nieto, las reformas fortalecen la economía, el régimen institucional y amplían los derechos, por lo que México es un país en transformación. “Esto ha sido posible gracias al respaldo de las principales fuerzas políticas y al trabajo corresponsable de los legisladores que, gracias a ello, hemos impulsado reformas decisivas que abren oportunidades inéditas para impulsar el crecimiento y desarrollo del país”, expresó. La reunión tuvo lugar en Palacio Nacional como parte de un programa de actividades para los cónsules honorarios convocados; participaron también varios embajadores del cuerpo diplomático acreditado. Peña Nieto hizo un recuento de las diferentes reformas aprobadas a partir de 2013 y de programas que pretende poner en marcha su administración, como la “pensión universal”, el seguro de desempleo y el Plan Nacional de Infraestructura. “México se está preparando para ser un activo protagonista de la economía global. Está decidido a mejorar sus condiciones internas y a posicionarse como un atractivo destino para las inversiones, el comercio y el turismo. “Éste es el mensaje de transformación que les pido respetuosamente lleven de regreso a casa y lo difundan en sus ciudades y países”, pidió. Además de los cónsules, participó el gobernador de Campeche, Fernando Eutimio Ortega Barnés y, el del Estado de México, Eruviel Ávila. En esas entidades, los cónsules honorarios sostendrán reuniones y realizarán actividades teniendo como anfitriones a los respectivos mandatarios estatales. La Presidencia de la República informó desde ayer que los cónsules honorarios no cobran por la representación del país en las diferentes ciudades del extranjero y que no se habían reunido con un presidente desde 1998, durante el gobierno de Ernesto Zedillo.