Despiden a funcionario que confirmó el hallazgo de narcofosas en Veracruz

martes, 24 de junio de 2014
XALAPA, Ver. (apro).- El gobierno de Javier Duarte decidió cesar este martes al subprocurador de la Zona Sur, Arturo Herrera, por haber confirmado el hallazgo de narcofosas en un rancho ubicado en el municipio de Tres Valles, colindante con Cosamaloapan, de donde fueron exhumados 31 cadáveres. El propio funcionario confirmó su cese al portal Cambio Digital. “Hoy fue nuestro último día en la Subprocuraduría y me regreso a mi despacho a seguir trabajando”, dijo. El exfuncionario manifestó que su error fue dar a conocer la existencia de varias narcofosas en el rancho El Diamante, cuando el gobierno y la Fiscalía estatal mantenían la información en total hermetismo. Herrera no quiso dar más detalles de dónde surgió la orden: “Si sigo hablando capaz me corren hasta del estado”. El ahora exsubprocurador admitió que desde el día que reveló la existencia de las narcofosas, comenzó a escuchar “rumores” de que sería relevado del organismo de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Una situación similar ocurrió con el subprocurador de Cosamaloapan, Guilebaldo Maciel Mercado, quien debió desdecirse en rueda de prensa que él mismo convocó para hablar del hallazgo de 31 cadáveres en la zona rural del municipio de Tres Valles, en los puntos limítrofes con el ejido de Nopaltepec. El miércoles pasado antes del mediodía, Maciel citó a rueda de prensa para dar pormenores del hallazgo. Ahí estuvieron reporteros del puerto de Veracruz, Alvarado, Santiago Tuxtla, San Andrés, Tierra Blanca, Tres Valles, Minatitlán, Coatzacoalcos y hasta de Tuxtepec, Oaxaca. Sin embargo, minutos antes de que Maciel saliera a dar la información un “telefonazo” desde Xalapa ordenó cancelar la rueda de prensa, según dio cuenta Proceso en su edición 1964, actualmente en circulación. Desde el inmueble de la PGJE existe incertidumbre, pues desde ayer trascendió que habrá varios cambios en las oficinas regionales y en las del Ministerio Público. Apenas el lunes 23 por la tarde, y una semana después del hallazgo de 31 cadáveres, el gobernador Javier Duarte decidió romper el silencio al asegurar que se trataba de una “cuestión atípica”. Duarte de Ochoa insistió en que en la entidad la delincuencia organizada “ha perdido fuerza”, tanto en la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río como en el sur de la entidad, donde se descubrieron las narcofosas. “El índice delictivo va a la baja en todo el estado, este tema por supuesto es un tema que lo eleva de repente pero es una cuestión atípica esto que pasó en el municipio de Tres Valles, sin embargo, en la mayoría de los casos en la zona conurbada o en el sur del estado los índices siguen a la baja”, aseguró. El gobernador insistió en que las investigaciones sobre el hallazgo de los 31 cuerpos han “avanzado a buen ritmo”, pues expuso que ya se ha logrado identificar a varias de las víctimas, cuyos cuerpos fueron entregados a sus familiares para el trámite funerario de rigor.

Comentarios