Muere exdirector de los Legionarios y encubridor de los abusos de Maciel

lunes, 30 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Álvaro Corcuera Martínez del Río, quien fuera sucesor de Marcial Maciel en la dirección de los Legionarios de Cristo, falleció hoy en la Ciudad de México a causa de las complicaciones que le provocó un cáncer maligno en el cerebro. A través de un comunicado, la Legión dio a conocer el deceso de su exdirigente y señaló que sus restos serán llevados al Panteón Francés de San Joaquín de esta ciudad, después de ser velados en un acto fúnebre privado. El actual dirigente de los Legionarios de Cristo, Eduardo Robles Gil, envió una carta a los miembros del Regnum Christi (el brazo laico de esa congregación religiosa) en la que les dijo: “Los invito a todos a ofrecer misas y oraciones para encomendar su alma a Dios y agradecer al señor por la vida de este padre, hermano y amigo que ha sido nuestro director general durante los nueve años más difíciles de nuestra historia”. Y en efecto, durante el tiempo en que estuvo al frente de la Legión, de 2005 a 2014, con un periodo de ausencia, Corcuera tuvo que enfrentar el escándalo provocado por los abusos sexuales contra menores cometidos por Marcial Maciel, fundador de la Legión y quien le dejó el cargo a Corcuera. Corcuera también fue acusado de solapar los actos de pederastia de Maciel y de protegerle las espaldas después de que éste fue condenado al ostracismo por el Papa Benedicto XVI, en 2006. Se decía que Corcuera instauró un “encubrimiento institucionalizado” en la Legión, ya que siempre se negó a reconocer los abusos sexuales cometidos por Maciel, pese a las acusaciones de las víctimas. Ante esto, Benedicto XVI tuvo que nombrar al cardenal Velasio de Paolis como “delegado pontificio” a fin de cambiar estas prácticas encubridoras y de impulsar una reestructuración de los Legionarios de Cristo. Con la llegada de De Paolis, la figura de Corcuera pasó a un segundo plano y quedó desacreditada, pues el “delegado pontificio” tomó realmente las riendas de la congregación por instrucciones directas del Papa. Corcuera nació en la Ciudad de México el 22 de julio de 1957. En 1975 entró al Regnum Christi como laico consagrado. En 1985 fue ordenado sacerdote. Dos años después, en el 87, Maciel lo nombró rector del Centro de Estudios Superiores de los Legionarios de Cristo en Roma. Y luego, de 1993 al 2000, le dio el cargo de rector del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. Para finalmente, en 2005, nombrarlo director general de los Legionarios de Cristo. En 2012, Corcuera le pidió permiso al cardenal Velasio de Paolis para dejar por un tiempo el cargo. Y el delegado pontificio le concedió este periodo de ausencia. Todavía a inicios de este 2014, Corcuera participó en el llamado Capítulo General de la Legión, en el cual se designó a su sucesor. Ya sabía entonces que tenía este tumor maligno en el cerebro –se le diagnosticó en enero de 2013–, que finalmente le ocasionó la muerte.

Comentarios