Coahuilenses detenidos en Texas cruzaban droga y dinero en cadáveres

miércoles, 4 de junio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- Las autoridades de Estados Unidos dieron a conocer los nombres de otros dos de los 27 mexicanos que fueron detenidos por agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, en inglés), acusados de formar parte de una organización de lavado de dinero en Texas y Coahuila. Se trata de Homero Flores y Elpidio Jordán, quienes enfrentarán cargos ante la Corte de Del Río junto con Remberto Castro Pérez, hijo del exalcalde del municipio de Morelos, Remberto Castro Escobedo, cuya captura se registró el pasado fin de semana. De acuerdo con investigaciones de la DEA, que se alargaron por tres años, los sujetos aprehendidos forman parte de un grupo de comerciantes y empresarios del municipio de Morelos, Coahuila, pero con residencia en Texas, y pertenecían a una red de delincuentes que transportaban dinero desde Estados Unidos para invertirlo en negocios en esa entidad. Trascendió que algunos otros empresarios no pudieron ser arrestados por carecer de documentos migratorios para cruzar a Estados Unidos, pero en la región de Cinco Manantiales administran negocios de los narcotraficantes Miguel Ángel y Omar Treviño Morales, Z-40 y Z-42, respectivamente. Se informó que los detenidos por la DEA la semana pasada utilizaban diversos métodos para el traslado de dinero y de estupefacientes. Por ejemplo, los ocultaban en cadáveres o en vehículos especiales para el traslado de personas fallecidas en Texas y cuyas familias viven en México. Flores, Jordán y Castro fueron presentados ayer ante la Corte Federal de Del Río, acusados por conspiración, lavado de dinero y otros delitos federales. Según fuentes allegadas, Homero Flores, quien tiene su residencia en la calle Grand Haven de Eagle Pass, fue presentado ayer por la mañana ante un juez de la Corte Federal de Del Río, después de ser detenido el pasado fin de semana y entregado a la DEA. De acuerdo con las investigaciones, el conocido empresario del ramo ferretero registró en los últimos años un vertiginoso crecimiento de sus negocios, al grado que empezó a comprar ranchos de agostadero en el municipio de Villa Unión. La última operación al contado –trascendió– fue la compra, por más de un millón de dólares, de una huerta de nogal cercana al Río Bravo y ubicada en El Quemado, Texas. Elpidio Jordán tiene su domicilio en el sector Chulavista y Remberto Castro Pérez aparece con residencia en Morelos, pero también en la ciudad de Cibolo, Texas, que se ubica en el condado de Guadalupe, pegado a Comal y Bexar. Ambos comparecerán próximamente ante el juez de la Corte Federal de Del Río. Los detenidos tienen más de 25 acusaciones en su contra, entre ellas conspiración, lavado de dinero y narcotráfico. Las acusaciones provienen de la ciudad de Dallas, Texas, donde serán juzgados en el Distrito Este. Según la investigación de la DEA, los involucrados trasladaban el dinero a México y lo invertían en diversos negocios del giro de gasolinerías, ferreterías, comercios y otros, principalmente en Cinco Manantiales, pero también en otras ciudades de Coahuila, como Saltillo, donde planeaban ampliar una red de gasolinerías. Sobre la captura de los 27 mexicanos, la mayoría residentes del municipio de Morelos, Coahuila, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) informó que hasta ahora no ha recibido solicitud oficial sobre el caso de parte de alguna autoridad estadunidense. A través de un comunicado, la dependencia dio a conocer que se abrió un acta circunstanciada relativa a los hechos, pero no se ha iniciado ninguna acción penal en contra de los acusados. El operativo de la DEA para capturar a los presuntos delincuentes inició el pasado 30 de mayo y concluyó el lunes 2 con el arresto de Remberto Castro Pérez, quien supuestamente labora en la Secretaría de Desarrollo Social del estado. De acuerdo con la nómina que el gobierno de Coahuila tiene en el sitio de internet www.coahuilatransparente.gob.mx, Castro Pérez ingresó a la burocracia el 1 de enero de 2013.} Como empleado, su sueldo base es de 14 mil 819 pesos y tiene un incentivo de 25 mil 148 pesos, por lo que su sueldo neto mensual asciende a 32 mil pesos, aunque no se sabe en qué departamento trabaja.