Peña dijo al Papa que la violencia disminuye en México; obispos le dan otra versión

sábado, 7 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Durante su encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró al pontífice que hay una “disminución sensible” de los niveles de violencia en México. En un mensaje a los medios Peña dijo que en su reunión con el Papa abordaron temas clave y prioritarios para el gobierno, incluyendo acciones en materia de seguridad, según reporta la agencia informativa Notimex. El mandatario afirmó que las cifras claramente evidencian que hay una disminución sensible en los niveles de violencia. En mayo pasado, las cabezas de las 91 diócesis de México le enviaron al Papa Francisco informes sobre sus circunscripciones, donde los temas ineludibles son la violencia y la injusticia social que azotan al país. En discretísimas reuniones privadas y de manera muy personal, los obispos mexicanos le informaron al pontífice acerca de la grave situación de violencia, inseguridad y pobreza del país durante la visita ad límina apostolorum que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) realizó en el Vaticano desde el lunes 12 y que se prolongó hasta el sábado 31. Como parte de esa visita, la jerarquía católica mexicana difundió desde Roma el documento episcopal Por México ¡actuemos!, en el cual cuestionó duramente las reformas constitucionales emprendidas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, ya que –alertan los obispos– estos cambios legislativos pueden ser sólo para beneficio de “aquellos acostumbrados a depredar los bienes del país”. Respecto al encuentro entre Peña Nieto y el Papa este sábado, el Vaticano indicó que el diálogo entre ambos transcurrió en un clima de cordialidad, además de que abordaron temas como las reformas estructurales emprendidas recientemente en México, particularmente la de libertad religiosa. También las iniciativas referentes a combatir la violencia y el narcotráfico. Peña Nieto dijo que su encuentro con el Papa Francisco, que duró aproximadamente media hora, reafirmó la buena relación de respeto entre México y el Estado Vaticano. El mandatario dijo que el pontífice aceptó la invitación de visitar México, aunque no se precisó la fecha. Peña Nieto estuvo acompañado de sus tres hijos y de su esposa Angélica Rivera. Posteriormente se incorporaron seis secretarios de Estado y miembros del gabinete, quienes recibieron un rosario de obsequio por parte del Papa Francisco. En tanto que el presidente le regaló una Virgen de Guadalupe y una playera de la selección mexicana.

Comentarios