Niega Wallace que su hijo esté vivo: "son versiones sin sustento ni pruebas", dice

domingo, 8 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Isabel Miranda de Wallace dijo este domingo que no tiene duda de que su  hijo está muerto aun cuando algunos periodistas han señalado lo contrario, “son versiones sin sustento ni pruebas”, afirmó. En conferencia de prensa esta tarde, donde mostró algunos videos, Wallace indicó que su hijo Hugo Alberto Wallace fue asesinado por un grupo de secuestradores, varios de los cuales ya están presos. Si fuera cierto que mi hijo vive, “por qué habría de abandonar la vida que tenía, ¿a cambio de qué?”, preguntó la presidenta de la asociación civil Alto al Secuestro. Aseguró que la periodista Anabel Hernández, autora del reportaje que se publicó en Proceso 1961, es amiga de la mamá de Brenda Quevedo Cruz, una de las involucradas en el caso Hugo Alberto Wallace, y quien la semana pasada recibió auto de formal prisión. “Por eso está escribiendo con dolo”, acusó Miranda de Wallace. Adelantó que sus representantes legales interpondrán una demanda por daño moral al considerar que el reportaje contiene argumentos falsos, tendenciosos y carentes de ética profesional. En la conferencia Miranda de Wallace estuvo acompañada de su abogado Samuel González Ruiz, quien dijo que el Octavo Tribunal Colegiado del Primer Circuito negó el amparo interpuesto por Quevedo Cruz, por lo que se confirmó el auto de formal prisión en su contra por delincuencia organizada y secuestro. La activista dijo que no hay pruebas periciales en el caso de la supuesta llamada que se hizo en noviembre de 2005 desde el celular de su Hugo Alberto, por lo que no puede determinarse si se trataba o no de la voz de su hijo. Miranda de Wallace presentó la grabación de una reconstrucción de hechos realizada por autoridades federales el 3 y 23 de octubre, donde César Freyre detalla cómo asesinaron a Hugo Alberto. También presentó declaraciones de Jacobo Tagle en donde reconocen que mataron al hijo de Wallace. Frayre explica que desmembraron el cadáver de Hugo Alberto con una sierra y que lo depositaron en tres bolsas que abandonaron en diversos lugares del Distrito Federal, según la averiguación previa del caso.

Comentarios