Exige PRD que seis senadores dejen debate de ley telecom

martes, 1 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, pidió al presidente de la Mesa Directiva del Senado, el priista Raúl Cervantes Andrade, tomar las medidas necesarias para que seis senadores de la telebancada se excusen de participar en la discusión de las leyes secundarias de telecomunicaciones “por motivo de su encargo” en asuntos en los que tengan interés personal, familiar o de negocios. En entrevista, Zambrano precisó que hizo tal petición para salvaguardar los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que rigen el servicio público. “En la discusión de los dictámenes relativos a la iniciativa de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión de México, que está por llevarse a cabo, senadores de la República en la actual LXII Legislatura tienen un interés directo que se deriva de sus actividades profesionales, de negocios y familiares, ajenas a la función legislativa”, indicó en una misiva enviada a Cervantes. Esa información, apuntó, es de dominio público, pues los senadores Javier Lozano Alarcón, Emilio Gamboa Patrón, Ninfa Clara Salinas Sada, Arely Gómez González, Luis Armando Melgar Bravo y Juan Gerardo Flores Ramírez tienen intereses directos en la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones y radiodifusión. De acuerdo con la carta enviada al presidente de la Mesa Directiva del Senado, precisó que Lozano Gracia participó en la redacción de la iniciativa de reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y la Ley Federal de Radio y Televisión, expedida en 2006 (la llamada Ley Televisa). Gamboa Patrón, añadió, fue impulsor de la Ley Televisa; Salinas Sada es hija del presidente del Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, dueño de Televisión Azteca; Gómez González es hermana de Leopoldo Gómez González, vicepresidente de Televisa; Melgar Bravo es presidente de Canal 40 (Proyecto 40), y Flores Ramírez es asesor y fue funcionario de IUSACELL. Además, funge como secretario de la Comisión de Telecomunicaciones y Transportes de la LXII Legislatura, y es integrante de la Comisión de de Radio y Televisión en la misma. El líder perredista pidió a Cervantes que en caso de que ninguno de esos legisladores se excuse de participar en la discusión, entonces acuda a la Contraloría Interna del Senado para denunciar “la responsabilidad en que incurran por el posible incumplimiento de las disposiciones establecidas en el artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, en materia de excusas e intereses en conflicto”. Asimismo, señaló que ya trabaja en un texto similar para enviarlo al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, José González Morfín, para que se excusen Carlos Jorge Mendoza, vicepresidente de Grupo Azteca; Federico González Luna, exrepresentante de la Cámara de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) y autor de la “Ley Televisa”; Laura Jimena Martel, expresidenta de la CIRT, y Antonio Cuéllar Estefan, exdirector jurídico de Televisa. También Javier Orozco Gómez, abogado de Televisa; Enrique Cárdenas, accionista de la Organización Radiofónica Tamaulipeca; Homero Niño de Rivera, exdirector de comunicación social de la Secretaría de Gobernación en la gestión de Felipe de Calderón “y autor del cambio de la palabra ‘comprar’ por ‘adquirir’ para beneficiar algunos medios”. Además, Patricio Flores, exdirigente del Sindicato de Trabajadores de la Radio y Televisión (SITATYR) con plaza en Televisa, y Rubén Acosta Montoya, exdirector ejecutivo de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel). Zambrano rechazó que esta petición surja después del escándalo protagonizado por la diputada Purificación Carpinteyro, quien decidió excusarse del proceso de debate y dictaminación de las reformas secundarias en materia de telecomunicaciones, luego de darse a conocer un audio en el que propone al empresario José Gutiérrez Becerril un negocio de reventa de servicios de telefonía móvil, televisión de paga e internet. “Lo habíamos dicho desde antes de lo de Purificación: que había un claro conflicto de intereses, y habíamos señalado la conveniencia de que sucediera la excusa. Que se ha reforzado con lo de Purificación, sí”, finalizó.

Comentarios