Denuncian ante relatora de la ONU desigualdad y discriminación contra activistas y reporteras

viernes, 11 de julio de 2014
México, D.F., (apro-cimac).- En su último día por México, la relatora especial sobre Violencia contra la Mujer de las Naciones Unidas, Rashida Manjoo, se reunió con activistas y periodistas, quienes le hicieron notar que su trabajo se desarrolla por lo regular en condiciones de desigualdad y discriminación de género. Con ese tipo de ataques directos o con campañas de difamación, dijeron, no sólo se violenta su integridad personal, sino la de toda la comunidad toda vez que ellas defienden y protegen a las mujeres, cuando debería hacerlo el gobierno. Acompañada por la jurista Alda Facio, la relatora de la ONU escuchó una por una a las mujeres: Atziri Ávila, coordinadora de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos, habló del repunte de las agresiones: de enero de 2011 a diciembre de 2013 se reportaron 104 atentados. En esos hechos, dijo que estuvieron involucrados 171 personas (56 mujeres y 115 hombres). Asimismo, refirió que en el mismo periodo se cometieron 26 asesinatos de defensores, 11 de ellos mujeres. Imelda Marrufo Nava, dirigente de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, comentó, a su vez, que el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas no ha generado los resultados esperados, y que en algunos casos se percibe como un “mecanismo de simulación”, por lo que las propias defensoras se han visto obligadas a articular medidas contra la violencia. Yunuhen Rangel Medina, coordinadora del Programa de Libertad de Expresión y Género de Comunicación e Información de la Mujer (Cimac), y Elia Baltazar, integrante de la organización Periodistas de a Pie, expusieron por su parte las condiciones adversas en las que las informadoras realizan su trabajo. Rangel Medina enfatizó que en los últimos 10 años las agresiones contra las periodistas se han incrementado de manera continua, registrándose más de 200 en contra de comunicadoras, de las cuales 11 corresponden a casos de feminicidio. La abogada feminista Andrea Medina Rosas expuso la necesidad de crear medidas de protección específicas ante las campañas de difamación y desprestigio contra defensoras y periodistas, petición a la que no han respondido las autoridades en México. Rashida Manjoo recordó que las formas de discriminación y violencia contra las mujeres no son ajenas a las defensoras de derechos humanos y periodistas, por lo que agradeció su labor, ya que sin ella muchas mujeres de grupos vulnerables estarían totalmente desprotegidas. Alda Facio, también experta del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la Discriminación contra la Mujer en la Legislación y en la Práctica, resaltó que para lograr los cambios que necesita la sociedad es indispensable la labor de las defensoras, quienes por derecho deben ser protegidas por el Estado y que lo que les suceda en el ejercicio de su labor también es responsabilidad, por acción directa u omisión, de las autoridades.

Comentarios