El IFT anticipa que desincorporación de América Móvil será un proceso complejo

miércoles, 16 de julio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- La comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), María Elena Estavillo, afirmó que ese organismo agotará las etapas correspondientes antes de aprobar el plan de desincorporación que presente América Móvil para dejar de ser agente económico preponderante. Por tal motivo, dijo, no será en fast track. El artículo décimo segundo transitorio de la ley, dijo, “establece el procedimiento detallado para revisar el plan que debiera presentar el preponderante”. Al participar en el Congreso Globalcom 2014, la funcionaria señaló que si bien uno de los principales requisitos que deberá cumplir el plan que presente la empresa propiedad de Carlos Slim es reducir a menos de 50% la participación de mercado que posee en el mercado de las telecomunicaciones, no es el único. “No solo es revisar que la participación quede debajo de 50%, sino que el plan logre condiciones de competencia en los mercados; eso quiere decir que se tendrá que revisar que bajen los números en dónde y cómo una participación mejor afectaría las condiciones de competencia, ese será el filtro principal”, explicó. De acuerdo con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que entra en vigor el próximo 13 de agosto, el IFT deberá analizar, evaluar y en su caso aprobar el plan que proponga el preponderante dentro de los 120 días naturales siguientes. Señala que si el órgano regulador lo considera necesario, podrá prorrogar dicho plazo hasta en dos ocasiones y hasta por 90 días naturales, cada uno. “Tenemos que hacer la valoración de competencia, que es muy compleja. Si impacta en diferentes mercados, se tiene que hacer por cada uno y se tomará el plazo previsto; si hubiera condiciones complejas tendríamos que hacer uso de la extensión del plazo, pero aún no conocemos el plan”, expuso la comisionada Estavillo. Sobre la investigación que se debe iniciar en el mercado de televisión restringida para determinar si existen agentes con poder sustancial de mercado e imponer la regulación necesaria, la comisionada dijo que el IFT ya inició los preparativos. “Los 30 días para iniciar la investigación de poder sustancial inician una vez que entre en vigor la ley, nosotros nos estamos preparando, aunque aún no entré en vigor tenemos claros los plazos”, añadió. El pasado martes 8, América Móvil comunicó a la Bolsa Mexicana de Valores “la desincorporación y venta de activos a favor de algún nuevo operador independiente”. El propósito según Slim, es dejar de ser agente económico preponderante; es decir, disminuir su control de 70% a menos del 50% del mercado del sector que agrupa la telefonía fija, la telefonía móvil y el internet. La decisión sorprendió a los legisladores y al propio Ejecutivo federal, pero no a los mercados financieros. Incluso se dio a conocer justo cuando la Cámara de Diputados había votado, en lo general, la minuta de la Ley de Radiodifusión y Telecomunicaciones –conocida como Ley Peña-Televisa por su sesgo a favor del consorcio de Emilio Azcárraga Jean. Desconcertados, los reguladores del IFT guardaron silencio ante el anuncio de América Móvil –cuyas acciones repuntaron de manera espectacular en las bolsas de México y Nueva York: crecieron 9.4%–, que según la ley tendría que compartir su infraestructura y cobrar tarifa de interconexión cero a sus competidores más pequeños, como la española Telefónica –en pláticas con Iusacell-Televisa para formar una sociedad–, Maxcom y Nextel.

Comentarios