"Levantan" a otro ingeniero de Grupo Peñoles en Teloloapan, Guerrero

miércoles, 16 de julio de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Un comando se llevó por la fuerza a un ingeniero de la mina Rey de plata que explota la empresa Peñoles en la comunidad de Teohuixtla, municipio de Teloloapan. El hecho ocurrió a las 7:00 horas de este miércoles en las inmediaciones del complejo minero y la víctima fue identificada como Alfredo Nicasio Moreno. Informes preliminares refieren que personal de la mina denunció el hecho al Ejército y desde las 8:30 se desplegó un operativo donde participa la Policía Federal (PF), pero hasta el momento no ha sido localizado el ingeniero de grupo Peñoles. Este es el segundo caso de secuestro en contra de trabajadores de grupo Peñoles que laboran en la mina de plata ubicada en Teloloapan, donde la brutal disputa entre sicarios al servicio de La Familia y Guerreros Unidos ha dejado una estela de secuestros, asesinatos, extorsiones y el desplazamiento de cientos de personas. Hace tres meses, Apro dio a conocer que el 6 de abril sujetos armados habían interceptado al ingeniero Leonardo Trejo, jefe del almacén de la mina Rey en el tramo carretero que conecta la cabecera municipal con la comunidad de Teohuixtla. La víctima, originaria de Torreón, Coahuila, se desplazaba a bordo de una camioneta propiedad de grupo Peñoles, unidad que los sicarios dejaron abandonada, y a la fecha el profesionista sigue desaparecido. Hasta el momento la administración de Ángel Aguirre no ha emitido una postura sobre el caso del segundo ingeniero de Grupo Peñoles que es privado ilegalmente de su libertad en Teloloapan. Pese a que se han documentado decenas de casos donde ciudadanos reportan que grupos armados circulan impunemente sobre la carretera Teloloapan-Arcelia, instalan retenes donde detienen a automovilistas y se llevan por la fuerza a personas, las autoridades de los tres niveles no han revertido los efectos de la narcoviolencia en esa zona de Guerrero. La problemática es tan grave que autoridades federales involucradas en el programa de reconstrucción de la entidad, luego de la devastación que dejaron las lluvias de septiembre pasado, han reconocido públicamente que el personal de las empresas constructoras ha sido víctima de extorsión y secuestro. Al respecto, la coordinadora de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Sheila Ortega Muciño, reveló ayer en Acapulco que al menos 15 empleados de 30 empresas constructoras han sido levantados en las regiones de Tierra Caliente y Costa Grande. No obstante, la funcionaria federal dijo que las víctimas han sido liberadas en todos los casos después del pago de dinero que exigen los delincuentes, quienes mantienen en vilo a las empresas constructoras.

Comentarios