Anuncia Ángel Aguirre investigación por extorsión del narco a la UAGro

viernes, 18 de julio de 2014
ACAPULCO, Gro. (apro).- "Tienen que cooperar, porque somos la nueva empresa", advirtieron los delincuentes al jefe del Departamento de Adquisiciones de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Abraham Garay Velázquez, quien entregó dinero e información sobre proveedores y funcionarios universitarios antes de ser liberado. Lo anterior fue revelado en entrevista por el rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, luego de la reunión privada que sostuvo con el gobernador Ángel Aguirre en este puerto, donde reconoció que la tarde del miércoles 16 al menos tres sujetos, uno de ellos armado, ingresaron a la sede de Rectoría, se dirigieron a la oficina de Garay Velázquez, lo amagaron y después de robarse 5 mil pesos de una caja fuerte, se lo llevaron a bordo de un vehículo oficial. Saldaña Almazán, quien desde hace dos años es resguardado por policías estatales y viaja en camioneta blindada, precisó que su colaborador estuvo privado de su libertad poco más de una hora y, durante este lapso, los delincuentes obligaron al funcionario a realizar retiros de efectivo en sucursales bancarias en distintos puntos de Chilpancingo, sin precisar el monto total del dinero. Luego lo dejaron en las inmediaciones de la unidad deportiva ubicada al poniente de la capital y le ordenaron que transmitiera el mensaje al resto de los funcionarios, principalmente de las áreas de Infraestructura y Finanzas de la Universidad, de reunir y entregarles "un millón de pesos porque el gobierno estatal ya había cooperado con seis millones", indicó. De esta manera, el rector de la UAGro confirmó la información dada a conocer ayer sobre la irrupción de un grupo criminal en Rectoría, donde prácticamente secuestraron a uno de sus colaboradores y exigieron un millón de pesos al resto de los funcionarios de la máxima casa de estudios en la entidad. Al respecto, Saldaña Almazán reveló que previo al secuestro de Garay Velázquez, se registraron al menos dos hechos violentos en contra de funcionarios y trabajadores de la UAGro, como el asesinato del subcontador Arturo Galán, quien hace tres meses fue interceptado por un grupo armado cuando salía de Rectoría, se lo llevaron con todo y vehículo hacia la Unidad Deportiva y después de robarle dinero le dispararon en la pierna, agresión que le provocó la muerte por hemorragia. También mencionó el caso de un trabajador de Rectoría que desde hace 15 días fue privado de su libertad en las inmediaciones de la Alameda de Chilpancingo cuando se desplazaba en su auto. Al principio, los captores se comunicaron con los familiares para exigir rescate, pero las negociaciones se suspendieron desde hace 10 días y hasta el momento la víctima se encuentra desparecida, narró el rector de la UAGro. "Esto es el reflejo de la situación de violencia e impunidad que se vive en Guerrero, y que lamentablemente está afectando no sólo a la comunidad universitaria, sino al resto de los sectores de la sociedad", reprochó Almazán. Sobre la reunión privada que sostuvo con Aguirre Rivero, en la sede del gobierno estatal en el puerto conocida como Casa Acapulco --un lujoso inmueble que el gobierno federal incautó al narco que se ubica en el exclusivo fraccionamiento Pichilingue--, Almazán Saldaña dijo que el mandatario ordenó a las autoridades ministeriales iniciar una investigación sobre el secuestro del jefe de Adquisiciones de la UAGro. En la entrevista realizada en un restaurante de la avenida Costera, el rector dijo que aprovecharán el periodo vacacional para implementar mecanismos y protocolos de seguridad en la sede de Rectoría y unidades académicas de la UAGro, con el fin de salvaguardar la integridad física de trabajadores y estudiantes. También dijo que las medidas se mantendrán hasta que las autoridades garanticen "las condiciones óptimas de seguridad" para la sociedad y la comunidad universitaria.

Comentarios