Y en el penal donde está preso, "fichan" a visitantes y borran fotos a reporteros

miércoles, 2 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Un visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y un médico legista acudieron al penal de Hermosillo, Sonora, para determinar las condiciones de salud de José Manuel Mireles Valverde, exvocero de los grupos de autodefensa de Michoacán, pero las autoridades les negaron el acceso. El primer visitador de la CEDH, Aldo Saraco, y el médico legista Manuel Esteban García Dante, visitaron este martes las instalaciones del Centro Federal de Readaptación Social Número 11, luego de que un grupo de aproximadamente 30 personas se entrevistó con el ombudsman sonorense Raúl Ramírez. Parte de esta comitiva, integrada por la doctora Adoración Benítez, Roberto Holguín Almada, director médico de la Casa del Diabético en Sonora, y otros líderes sociales como Daniel Corvera Arvallo y María Dolores Rodríguez Tepezano, estuvieron alrededor de dos horas afuera de las instalaciones del penal sin poder tener contacto con Mireles. El endocrinólogo Roberto Holguín explicó que de no recibir los cuidados necesarios, Mireles Valverde corre el riesgo de morir, y dijo que los medicamentos que consume requieren de una temperatura especial, ya que se inactivan a los 30 grados centígrados, y las temperaturas en Hermosillo promedian los 45 grados. Con estrictas medidas de seguridad, los oficiales del Cefereso tomaron fotografías y datos de todas las personas que acudieron a solicitar permiso para visitar al líder social y les borraron videos y material fotográfico. A los medios de comunicación también les retuvieron las cámaras, les extrajeron la tarjeta de memoria y les borraron el contenido. Saraco informó que el próximo jueves 3 acudirá al Cefereso la Tercera Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que tiene acceso a los reclusorios. El lunes pasado, José Manuel Mireles Valverde, acusado de portación de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas y delitos contra la salud, rindió su declaración preparatoria a través de una videoconferencia ante el juez quinto de distrito con sede en Uruapan, Michoacán, José Armando Wong Aceituno. De acuerdo con el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el exvocero de los grupos de autodefensa solicitó la duplicación del término constitucional para aportar elementos en su defensa. “No soy un criminal, soy un luchador social”, afirmó Mireles Valverde en el Cefereso número 11, donde fue rapado y rasurado de barba y bigote. Aseguró ante el juez que no ha recibido los medicamentos que requiere para su diabetes, tampoco alimentos ni bebidas, y que cuando le colocan grilletes para trasladarlo de un lugar a otro dentro del penal, los guardias lo lastiman del cuello y de los pies.

Comentarios