No renunciaré al PRD antes de los comicios de 2015: Ebrard

martes, 22 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Colocado bajo los reflectores por el asunto de la Línea 12 del Metro, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, volvió a dar de qué hablar al reprochar a la dirigencia del PRD su cercanía con el gobierno de Enrique Peña Nieto y su distanciamiento de los votantes. El pasado domingo 20, durante su participación en la Convención Nacional de Movimiento Ciudadano, partido con el que coquetea, el exmandatario capitalino expresó que el PRD renunció a ser oposición al coaligarse al gobierno de Peña Nieto. “Lo que ha sucedido ha sido que el PRD ha perdido su posición, ha participado en demasiadas cercanías con el actual gobierno. Esa obsesión del pactismo con el gobierno del PRI hace que se desdibuje”, explicó. También criticó que la dirigencia del PRD no permita que los militantes “definan la línea política” ni que elijan al presidente del partido. Ebrard ironizó sobre los logros del partido al que aún pertenece: “Quizá el logro de la actual dirigencia del PRD fue que el IVA se incorporó en el norte del país, ese es el gran logro de esta dirigencia”. Además, calificó de error mayor aliarse a alguien con quien no se coincide ideológicamente. “El PRD decidió erróneamente, es un error estratégico mayor subirse a un barco que no es suyo, con el que no coincide ideológicamente, pero que además es un fracaso, porque va compartir la suerte de aquellos a quienes decidió acompañar”. Insistió: “Nunca antes como hoy se requiere, para el elector, para los ciudadanos, quién les represente como oposición. Justo en esa coyuntura histórica el PRD decide convertirse, o casi, en coaligado del gobierno federal. Lo van a pagar en 2015, no hay de otra, los ciudadanos lo van a manifestar”. La respuesta no tardó en llegar y el dirigente nacional del PRD le respondió al día siguiente. Dijo que Ebrard refleja su falta compromiso con el PRD al denostarlo y desprestigiarlo, y cuestionó que más allá de aportar a la lucha contra la privatización energética u otras banderas de la izquierda, se dedica a criticar al partido que busca dirigir. “No puedo de ninguna manera compartir sus señalamientos, los rechazo tajantemente y pregunto: ¿qué quiere Marcelo?, ¿cuál es propósito?, ¿qué busca con estas declaraciones?”. Y más: “Nosotros desde que nacimos formalmente en 1989, hemos estado en lucha contra el gobierno priista, encabezado por Carlos Salinas de Gortari, y al que (Marcelo) pertenecía en ese entonces; el PRD ha sido y sigue siendo el partido de izquierda que México necesita, a lo mejor otros son los que han errado el camino”. En entrevista con medios, Zambrano enfatizó que el PRD es el principal partido que ha luchado contra las “reformas neoliberales, privatizadoras, antipopulares y antinacionales”. Prueba de ello, recordó, es la campaña nacional de recolección de firmas que encabeza Cuauhtémoc Cárdenas, cuyo objetivo es echar abajo la reforma energética. En respuesta a tales señalamientos, Ebrard afirmó que con sus críticas busca rescatar al partido para que vuelva a ser la oposición de izquierda en el país. “El objetivo es cómo rescatamos al PRD, si es posible, cómo impedimos que el PRD siga desdibujándose respecto de sus principios y qué debería representarse en la línea política”, precisó. El expresidente de la Red Global de Ciudades Seguras subrayó la importancia de que el partido vuelva a ser oposición desde la izquierda para que “cambie el rumbo de México”, pues “lo que está ocurriendo con estas reformas famosas es grave”. Y aseguró que no renunciará a la militancia en el PRD antes de las elecciones intermedias de 2015. Además, aclaró que no es la primera vez que manifiesta sus críticas al partido, y lo que hay que decirle a Zambrano, añadió, es que “el PRD ha dejado de tener debate interno”.

Comentarios