Jubilados del ISSSTE amenazan con iniciar huelga de hambre

jueves, 3 de julio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- Con la amenaza de iniciar una huelga de hambre o un plantón indefinido afuera de las instalaciones del Instituto de Seguridad Social y Servicios para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Coalición Nacional de Jubilados y Pensionados “Profesor Elpidio Domínguez Castro AC” exige el pago de la pensión de 862 mil jubilados, cuyo monto asciende a más de 7 millones de pesos. Vicencio Chávez, presidente de la coalición, denuncia que, con el objetivo de desarmar al grupo, el ISSSTE admitió únicamente 48 mil de las 64 mil 200 solicitudes para jubilación, sólo del Distrito Federal y de Aguascalientes. “Hoy 20 estados presentes en la manifestación. La huelga de hambre o el plantón se deben planear bien por las condiciones de salud de los jubilados. Estamos desesperados porque la autoridad nos está negando lo que por ley nos corresponde”, indica. Y exige una respuesta al director del ISSSTE, el priista Sebastián Lerdo de Tejada, quien se comprometió a resolver el asunto el pasado 2 de junio. El representante de jubilados y pensionados del Distrito Federal, Abel Borja, cita el estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para destacar que México tiene las pensiones más bajas de los 34 estados miembros de ese organismo. Pero aún hay más, dice, ya que de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación autorizado para este año por el Congreso de la Unión, por concepto de Pensiones y Jubilaciones se tiene considerado en el ISSSTE un pago por más de 133 mil 937 millones de pesos. “Ese mismo documento considera una suma de ingresos del año para el ISSSTE de más de 205 mil 458 millones de pesos”, explica. Y cuestiona que si el dinero está etiquetado, “entonces ¿por qué Lerdo de Tejada no quiere pagar las jubilaciones?”. De acuerdo con el informe de 2013 que presentó la OCDE, las pensiones serán más bajas en los próximos años y también los salarios medios ante la propuesta de fomentar sistemas privados de pensiones. “Hay que agregar que a partir de 2012 las pensiones serán del 65%, según la Auditoria Superior de la Federación. Los afiliados al IMSS se retirarán con alrededor de 35% de su salario mensual, monto que puede variar dependiendo de diversos elementos”, expone Borja. En menos de siete años, añade, las primeras generaciones de trabajadores que se rigen por la ley para el sistema de ahorro para el retiro de 1997 recibirán una pensión de 35% de su salario, y serán manejados por el sector financiero privado por medio de las Afores. Las demandas El pasado 4 de junio, frente a las oficinas centrales del ISSSTE y en las delegaciones estatales, la Coalición Nacional de Jubilados y Pensionados “Profesor Elpidio Domínguez Castro AC” demandó el pago de pensiones de 862 mil jubilados, y convocó a un mitin para exigir ese derecho. No hubo respuesta. En conferencia de prensa, recordaron que esa petición la hicieron el 30 de enero, cuando exigieron el pago inmediato de las diferencias de los conceptos 02 (bono de despensa) y 03 (previsión social múltiple), que por mandato de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se otorgaron a los trabajadores en activo de la burocracia en 2011, 2012 y 2013. Aclararon que desde el 16 de diciembre de 2013 dirigieron por escrito al director del ISSSTE su demanda general del pago correspondiente a los 862 mil pensionistas, con copia al diputado Javier Salinas Narváez, presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, y al senador Fernando Mayans Canabal, presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Senadores, pero no hubo respuesta. “Un planteamiento más que hacemos a quienes negocian los incrementos para los trabajadores en activo es que no nos marginen, que no se olviden de nosotros, que todo incremento económico sea también para los jubilados y pensionados, con retroactividad a partir de la fecha que se autorice”, subrayaron. La coalición destacó entre sus demandas la representación de jubilados y pensionados en la junta directiva del ISSSTE y en todas las filiales en los estados, así como el reconocimiento con rango constitucional a la pensión y jubilación como un derecho imprescriptible, irrenunciable e inextinguible. Asimismo, el rescate financiero del fondo de pensiones, igual que lo hicieron con los bancos, ingenios azucareros y carreteras, además de la nacionalización de las Afore y que el Estado retome su papel rector de la seguridad social con su carácter original, solidario y colectivo. Entre otras demandas, los pensionados también piden que los incrementos a las pensiones sean retroactivos, al igual que a los activos, el pago de bonos sexenales y aumentos otorgados a la burocracia del país, y que los gobiernos federal, estatales y municipales construyan “la casa digna del jubilado, pensionado y adulto mayor” como un justo y merecido reconocimiento. Y que, sin condición alguna, se impulse la pensión universal digna para todos los adultos mayores de 60 años de edad en adelante, independientemente de su condición de jubilado o pensionado. De acuerdo con Vicencio Chávez, las autoridades les aseguraron que las reformas a Ley del ISSSTE no les causarían problemas, “pero ahora quieren imponernos una serie de reglamentos, además de que por salario, a la fecha alcanzamos una pensión mínima: 2 mil cien pesos mensuales”. Exigimos respeto a nuestra edad, al trabajo y a nuestras jubilaciones. “No es una petición nueva, es algo que nos corresponde”, secunda Abel Borja. Por su parte, Antonio Ortega Sánchez, extrabajador de la Ruta 100, señaló que el ISSSTE tiene en cartera vencida 4 mil créditos para vivienda y “percibimos 30% menos de lo que nos corresponde por ley”. Luego advierte: “Si demandamos en conjunto, el ISSSTE quiebra”. En la manifestación participaron, además de la Coalición Nacional de Jubilados y Pensionados “Profesor Elpidio Domínguez Castro AC”, la Coordinación de Agrupaciones de Jubilados y Pensionados del Gobierno del Distrito Federal, Unión Nacional de Jubilados y Pensionados Civiles y Militares AC, Jubilados y Pensionados de la exRuta 100, Jubilados y Pensionados de la Universidad de Chapingo, y Jubilados y Pensionados del Transporte Colectivo Metro, entre otros.

Comentarios