Pide Ecuador a México esclarecer muerte de niña migrante en Juárez

miércoles, 9 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La embajada de Ecuador en México hizo un llamado a las autoridades mexicanas para que esclarezcan a la brevedad la muerte de la pequeña Jhoselín Noemí Álvarez Quillay, oriunda de ese país, quien se encontraba en el albergue Villa Esperanza de Ciudad Juárez, Chihuahua, cuando ocurrieron los hechos, el pasado 11 de marzo. En conferencia de prensa en esta capital, María Landázuri de Mora, viceministra de Movilidad Humana de Ecuador, señaló que “por el momento y en relación con el proceso investigativo llevado en el caso, conocemos el incumplimiento de formalidades esenciales que se deben seguir de acuerdo a los instrumentos internacionales reconocidos por ambos países, pues se debió privilegiar el interés superior del niño”. En las instalaciones de la representación ecuatoriana, la funcionaria denunció que a cuatro meses del deceso no conocen el dictamen de la autopsia practicada a la menor ni el estado de las investigaciones. Además, reclamó que no se hubiera dado aviso inmediato al consulado de Ecuador desde el momento en que se detuvo a la pequeña para ser trasladada con vida y en perfecto estado de salud al albergue. “A nosotros nos avisaron cuando ella ya estaba muerta”, subrayó. No obstante, reconoció el apoyo de las autoridades de México y propuso una coordinación más estrecha para enfrentar este fenómeno que lastima la parte más valiosa de una sociedad, que son los niños. Explicó que en el caso de Ecuador, los menores, hombres o mujeres, no buscan llegar a Estados Unidos por cuestiones económicas, sino por un tema de reunificación familiar.

Comentarios