Y ahora diputados buscan adjudicarse 100 mdp en "subvenciones especiales"

lunes, 11 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- En medio del descrédito por su desempeño y las dudas que pesan sobre la Cámara de Diputados por haber aprobado las reformas “estructurales”, previa entrega de recursos extraordinarios, ahora los legisladores pretenden adjudicarse este mismo año cien millones de pesos en “subvenciones especiales”. En los cuatro primeros meses del año, PRI, PAN, PRD, PVEM y Nueva Alianza reportaron que habían recibido “subvenciones extraordinarias” por 56 millones 568 pesos. Sin embargo, PT y Movimiento Ciudadano no tienen registro de esa partida, debido a que por lo menos MC no aceptó 5 millones de pesos depositados al grupo parlamentario por ese concepto y que ya regresó a la Tesorería de la Federación. Pero ahora, en el anteproyecto de presupuesto, se pretende pagar de nueva cuenta otra subvención por el mes de “febrero de 2014”, aunque se trata de un dinero distinto, ya que los poco más de 56 millones de pesos habían sido catalogados como “subvención extraordinaria”, recursos que por cierto pueden disponer arbitrariamente los coordinadores parlamentarios. La que figura en el anteproyecto de presupuesto tiene la categoría de “subvención “especial” y la cual, según el Reglamento de a Cámara de Diputados, tiene como uso exclusivo una determinada adquisición. Lo extraño de la propuesta es que esté catalogada como “subvención especial febrero 2014”, pues ello implicaría que los diputados escondieron esos recursos, pues no están registrados ni en el reporte semestral ni en el cuatrimestral de este año. O pudiera ser que ya gastaron esos cien millones y no lo reportaron, por lo están solicitando hoy al Comité de Administración que se le entregue esos recursos para cubrir algún faltante. El anteproyecto de presupuesto también incluye dinero para “apoyo de transporte de nuevos diputados” por 40 millones y medio de pesos pero sólo para los meses de septiembre a diciembre; no especifica si es para compra de boletos de avión o para renta de automóviles. En esta Legislatura, los diputados autorizaron la “renta”, no compra, de 130 vehículos para los diputados y funcionarios de primer nivel, y el gasto alcanzó los 57 millones 396 mil 592 pesos. Además, se busca incrementar el presupuesto “por honorarios” por 285 millones y medio de pesos; también se pedirán 250 millones “por liquidaciones de fin de Legislatura (LXII) y cien millones más para el “programa de retiro voluntario de 70 personas”. Y para los tres nuevos partidos que tendrán representación a partir de la siguiente Legislatura, la LXIII, de septiembre a diciembre de 2015 se les entregarán 13 millones 900 mil pesos. Aquí se incluye a las fuerzas políticas de Morena, Humanista y Encuentro Social. Así, el techo mínimo de presupuesto que pide la Cámara de Diputados para el siguiente año es de 7 mil 67 millones al máximo de 8 mil 800 millones de pesos. Los mil 200 millones de pesos más respecto de este año serían para pagar los bonos a diputados, trabajadores, la polémica “subvención especial” de 2014 y las liquidaciones, principalmente. Pedirán a Jucopo dar marcha atrás al bono Por siete meses de “trabajo” para el año 2015, el PRI presentó como propuesta “premiar” con un bono de 500 millones de pesos a todos los miembros de San Lázaro, denunció hoy en rueda de prensa el coordinador de Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Monreal Ávila, quien citó a la revista Proceso por haber revelado la trama desde el el fin de semana en su edición 1971, actualmente en circulación. La Dirección de Programación, Presupuesto y Contabilidad que encabeza Alejandro Somuano Ventura, y quien responde a una posición del PRI en la estructura administrativa de la Cámara de Diputados, presentó en su anteproyecto de presupuesto un incremento, primero de 34% y, según la última versión, de 30% más al presupuesto ejercido este año. Así, de casi 7 mil millones de pesos que recibió la Cámara de Diputados para este 2014, ahora pretende para el próximo año un presupuesto de 8 mil 800 millones de pesos por sólo siete meses de trabajo, pues el 1 de agosto de 2015 arranca la LXIII Legislatura que resulte de las elecciones federales de julio próximo, comentó Monreal Ávila. El próximo lunes 18, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en San Lázaro, que encabeza el perredista Silvano Aureoles, deberá entregar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público su presupuesto final, y por ello esta semana el Comité de Administración votará el documento final y ahí se verá si mantiene su propuesta de entregar un millón de pesos a cada diputado como bono a su desempeño. Por lo anterior, Monreal anunció que la instrucción a su vicecoordinador Ricardo Mejía Bermeja es que en la reunión de la Jucopo de este martes 12 rechace no sólo el bono sino los aumentos “exorbitantes e injustificables” de algunos rubros, como el de la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios, área que está a cargo del PRD, y que de 276 millones de pesos de este 2014, ahora solicita ejercer mil 242 millones de pesos, es decir, un incremento de mil millones cuando ya todas las obras fueron autorizadas, presupuestadas y pagadas este mismo año. En un oficio enviado al Comité de Administración, el partido Movimiento Ciudadano adelanta que votará en contra si no se plantea la reducción a los dineros que pretende solicitar la Cámara de Diputados al erario federal. En su documento, Monreal Ávila argumenta su rechazo al incremento de recursos a disposición de la Cámara de Diputados: “Las actuales condiciones políticas, económicas y sociales por las que atraviesa nuestro país, además de la deteriorada imagen de la función pública, obligan a ejercer con un amplio sentido de responsabilidad cualquier recurso para no generar cuestionamientos ni enconos dentro de la sociedad; por tal motivo, creemos que es indispensable que el presupuesto que se proponga para el ejercicio 2015 sea austero y congruente con la realidad, y que el mismo sea menor al índice inflacionario previsto para este año”. Además, sostiene que “es inadmisible que se nos pretenda favorecer con recursos adicionales al salario al que legalmente tenemos derecho. Así, los 500 millones de pesos inicialmente propuestos en el rubro “bono de desempeño” no tienen razón de ser, y bajo ningún concepto se justifican, lo que es más, su otorgamiento sería inconveniente y hasta inmoral”. En la misiva, Monreal Ávila considera “un grave error y un abuso del Poder Legislativo” aprobar el presupuesto en los términos planteados, así como “concedernos recursos económicos que no nos corresponden”. Enseguida pide que se reajuste el presupuesto conforme “a la realidad económica e institucional del país”. Proceso documenta en el número que está en circulación cómo funciona la Cámara de Diputados, cómo los partidos se reparten las posiciones administrativas que manejan los recursos, los 500 millones a distribuir entre los diputados salientes y la caja que se pretende dejar a la LXIII Legislatura que arrancará el 1 de agosto de 2015 con apenas una ínfima cantidad de 150 millones de pesos.  

Comentarios