Investiga la CNDH derrame de ácido sulfúrico en ríos de Sonora

lunes, 11 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) investiga presuntas violaciones a los derechos humanos de habitantes de al menos siete municipios de Sonora afectados por el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico propiedad de la empresa minera Buenavista del Cobre. El derrame, ocurrido el pasado 7 de agosto, contaminó además los ríos Bacanuchi y Sonora. La mancha anaranjada de al menos 60 kilómetros de largo recorrió los municipios de Arizpe, Banamichi, Baviacora, Aconchi, Cananea, Hermosillo y Ures, Sonora. Las lluvias provocaron el derrame de una de las represas de contención de solución cargada de cobre y otros metales procesados con ácido sulfúrico que escurrieron hasta llegar a los mencionados afluentes. El presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, ordenó el traslado de visitadores adjuntos para recabar información y atender de inmediato las quejas de las personas afectadas, así como para dar asesoría y acompañamiento en los trámites de denuncia que éstos determinen interponer ante las diversas autoridades involucradas. En un comunicado, la CNDH indicó que realizará la investigación del caso y en el momento oportuno emitirá una determinación conforme a sus facultades constitucionales. El pasado jueves 7, un tanque de almacenamiento de residuos químicos de la Mina Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México, derramó parte de su contenido y escurrió en aguas del río Bacanuchi y el río Sonora. Aproximadamente 40 mil metros cúbicos de solución de ácido sulfúrico fueron derramados desde la mina. Debido al derrame, el río Sonora adquirió un color anaranjado sorprendiendo a los pobladores de Banámichi, donde se cortó el suministro de agua ante el peligro de contaminación por tóxicos que afectó a productores locales de leche. La situación llegó a tal grado que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitió una alerta a la población ante la contaminación del río Sonora causada por el derrame del represo de contención de solución cargada de cobre y otros metales procesados con ácido sulfúrico. Los vecinos temen que la contaminación del río se infiltre al subsuelo, lo que afectaría en el futuro a los pueblos del río Sonora. El domingo pasado, la Conagua restringió el suministro de agua a los municipios de Arizpe, Banámichi, San Felipe de Jesús, Aconchi, Baviácora y Ures debido a la contaminación ocasionada por la mina en el río Bacanuchi. En un comunicado emitido el mismo domingo, la Conagua informó que ordenó a la empresa Buenavista del Cobre aplicar un “Plan de Remediación Total”, tras el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico a los ríos Bacanuchi y Sonora, proveniente de la mina de Cananea, ubicada en el estado de Sonora.

Comentarios