Hija de Granier promueve amparo para que no le quiten residencia

lunes, 18 de agosto de 2014 · 20:32
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El procurador Fernando Valenzuela Pernas reveló que una hija del exgobernador Andrés Granier Melo promovió un juicio de amparo en contra del aseguramiento de una residencia que se encuentra a su nombre en el Centro Histórico de esta capital. El titular de la PGJ informó que la semana pasada la hija del exmandatario priista solicitó el amparo para recuperar la casa que, acotó, fue embargada y podría ser vendida para recuperar parte del presunto desfalco cometido por Granier Melo. Las hijas del exgobernador son Mariana y Paulina Granier Calles, aunque el funcionario no identificó quién de las dos interpuso el juicio de amparo, con el argumento de que la propiedad fue adquirida antes de que su padre asumiera la administración estatal en enero de 2007. Valenzuela Pernas aclaró que este el único caso donde la familia del exgobernador ha solicitado amparo para recuperar la propiedad. Desde el año pasado, a Mariana Granier la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) le tiene congelada dos cuentas de Banorte con 14 millones de pesos por presunta evasión fiscal. De acuerdo con el Registro Público de la Propiedad del estado, Paulina y Mariana figuran como propietarias del lote 72, manzana 4-4 del fraccionamiento Real del Sur de Villahermosa, de 160 metros cuadrados. La primera es dueña también de la mansión ubicada en el lote 5 manzana V de residencial Las Hadas de 492 metros cuadrados; y de la casa 3 de la calle Margaritas del fraccionamiento Jardines de Villahermosa, de 184 metros cuadrados. La segunda es además propietaria del lote 30, manzana 2, del fraccionamiento Residencial Campestre, también de esta capital. Granier Melo aparece como dueño de 19 propiedades en el Distrito Federal, Cancún y Tabasco, y su esposa, María Teresa Calles Santillana, como propietaria de un lote y residencia de 618 metros cuadrados en el fraccionamiento Campestre Tabasco 2000 –el más lujoso de Villahermosa–, así como de un lote en el fraccionamiento Paseos del Usumacinta y un predio urbano de 267 metros en la colonia Atasta de Serra. También es dueña de otro predio urbano en la colonia Reforma de esta capital, de 589 metros, junto con sus hermanos Carlos Javier, Patricia Marcela y Jorge Alberto Calles Santillana. Según la averiguación previa DGI-067/2013, el exgobernador está acusado por la PGJ de peculado y ejercicio indebido del servicio público en pandilla, por presuntamente desviar unos 2 mil 628 millones 816 mil pesos sólo de su Cuenta Pública 2012, último año de su sexenio. El miércoles 6, el gobernador Arturo Núñez Jiménez dio a conocer que el “boquete” financiero que dejó Granier asciende a más de 37 mil 500 millones de pesos, de los que 9 mil 500 fueron sustraídos “en efectivo”. La semana pasada se informó que el exgobernador también promovió un juicio de amparo en contra del embargo de sus propiedades.