"Poco probable" que se apruebe la consulta popular sobre reforma energética: Videgaray

miércoles, 20 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Hacienda, Luis Videgaray consideró "poco probable" que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avale la consulta popular sobre la reforma energética que proponen los partidos de izquierda. “Es poco probable que la consulta cumpla con los requisitos de constitucionalidad”, declaró en entrevista concedida hoy a la periodista Carmen Aristegui en MVS Noticias. Videgaray calificó la consulta como “buena” para la democracia directa, incluso consideró que estos ejercicios podrían cambiar las elecciones del Congreso o las presidenciables, pero sostuvo: “Hoy la obligación es ejecutar la reforma (…) si la Corte decide que la reforma energética va a ir a consulta, el Ejecutivo expresará cuál es su opinión y dará argumentos para apoyar su opinión, en este caso sería un apoyo”, afirmó. El funcionario federal sostuvo que la reforma energética fue aprobada a través de un proceso “intenso” de debate en el que fue “bueno” escuchar las distintas posturas. Además dijo que de cualquier manera se seguirá debatiendo en tema del petróleo. Al abundar sobre la reforma energética, admitió que no era el único camino que tenía a la mano el gobierno de Enrique Peña Nieto, pero si el más seguro. En la amplia entrevista concedida a Aristegui, el funcionario reveló que la ruta alterna era sobreendeudar al país, con las consecuencias que ello implica. Esta vía, dijo, ya fue recorrida en el pasado, “con resultados lamentables”. “Teníamos la opción de que Pemex o el gobierno federal se endeudaran. Ese modelo lo ensayamos en la década de los 60 y 70 y nos endeudamos y una deuda es, por naturaleza, riesgosa”, refirió. Videgaray Caso sostuvo que tiene claro cuáles son las acciones que beneficiarán al país. “Lo que se trata de hacer es compartir riesgos, porque no hace mucho sentido que la población tenga que sufrir las consecuencias de un sobreendeudamiento; o podemos seguir con el modelo anterior, en el que la única manera de sacar recursos es a través de presupuesto público”, arguyó. Lo que sí es un hecho, abundó, es que “la producción de Pemex ha venido declinando”. El funcionario destacó que la inversión en Pemex pasó de 7 mil millones de dólares en 2003 a 27 mil millones a la fecha porque ya no hay yacimientos de acceso menos costo. “Lo que dice Pemex, es no tengo la tecnología apropiada para extraer de manera eficiente, y lo que va a hacer es buscar un socio que le dé la tecnología para hacerlo”, explicó. Según Videgaray, actualmente se invierten 27 mil millones de dólares pero se tendrían que invertir entre 55 mil o 60 mil millones de dólares anuales para alcanzar el volumen de producción de hace 10 años, que era de 3.4 millones de barriles diarios. Actualmente, abundó, de las reservas en el Paleocanal de Chicontepec, se producen menos de 100 mil barriles diarios, y aunque “tenemos una empresa petrolera que busca sacar el petróleo de ahí y nada más no puede (…) Pemex no ha podido sacar un millón de barriles de petróleo de Chicontepec. “Chicontepec tiene unas reservas muy importantes de petróleo para México, incluso yo diría que estratégicas para la soberanía energética del país, pero actualmente resulta muy difícil, complicado y costoso obtener el petróleo del subsuelo de ese lugar, porque no contamos con la capacidad técnica suficiente”, insistió. Al referirse a las regalías que deberá pagar Pemex a las empresas con las que se asocie en la exploración y explotación de yacimientos, señaló que cada contrato será diferente y las variables de asignación serán diferentes. “Lo que sí es un hecho es que la empresa que ofrezca más beneficios para el Estado tendrá más posibilidades de recibir el contrato”, sostuvo. Según Videgary, las empresas interesadas en participar en la licitación de cualquiera de los contratos existentes en la industria petrolera deberán presentar antes un plan de inversión que será calificado. Respecto de la vigilancia de los contratos, refirió que “no está en las manos del Ejecutivo federal”, esa labor será de un órgano regulador. “Los órganos autónomos tomarán decisiones de asignación de contratos, pero hay vigilancia ciudadana, no hay secreto fiscal”, afirmó. “No podemos poner las decisiones ni en la Secretaría de Energía, ni en Hacienda, ni si quiera en Pemex. Un conjunto de instituciones públicas van a interactuar”, añadió. Videgaray dijo que “sería terrible” que la integración de los órganos autónomos se decida con base en cuotas políticas y admitió que existe riesgo de que en el Congreso se vayan por el "equilibrio fácil" y la asignación por cuotas en órganos reguladores. El titular de Hacienda sostuvo que el presidente ha tomado una decisión “correcta y valiente”, pues él no buscó la presidencia para administrar el gobierno sino “para transformar el país”, y “más allá del cálculo a corto plazo” de las encuestas.

Comentarios