Ofrece ETN su versión sobre caso de empleada que sufrió acoso sexual

martes, 26 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Luego de que una exempleada denunciara que fue víctima de acoso sexual por parte de su jefe en la línea de autobuses Enlaces Terrestres Nacionales (ETN), la empresa emitió un comunicado en el que da su versión sobre los hechos. El caso fue publicado en un reportaje el pasado viernes 22 en proceso.com.mx titulado “Denuncia acoso sexual en ETN, se queda sin empleo y padece maltrato judicial”, firmado por Angélica Jocelyn Soto (apro-cimac). En el trabajo periodístico, Laura, una mujer soltera de 32 años y madre de dos menores, relata que vivió más de un año de acoso sexual y hostigamiento por parte de su jefe directo, Gonzalo Mendoza Ríos, gerente de ventas en ETN. Indica que en mayo pasado, cuando se armó de valor para denunciarlo, se quedó sin empleo y aún padece el maltrato del sistema judicial. La afectada afirma que el acoso sexual le generó malestares físicos como ansiedad y ataques de pánico. También tenía miedo de ser despedida si no accedía a estar sola con su jefe. Cuenta que en mayo pasado su jefe le autorizó vacaciones, pero le advirtió que al regresar ya no tendría empleo. La mujer no aguantó más y el pasado 3 de junio solicitó por escrito una audiencia con Gustavo Ascencio Origel, gerente operativo de Ventas de ETN, para informarle el acoso y hostigamiento, pero nunca recibió respuesta. Al terminar sus vacaciones, se enteró de que, por órdenes de Mendoza Ríos, fue removida a otra área. Respecto al caso, Francisco Javier López Barrón, director general de ETN, precisa en un comunicado que el pasado 10 de junio, “me reuní en primera instancia solamente con Laura y, de común acuerdo, solicitamos también la presencia del Sr. Gonzalo Mendoza Ríos, para el siguiente día 11, a fin de confrontar ambas opiniones”. Agrega que Laura y Gonzalo “mencionaban que continuamente se reunían en la oficina del Ex-Gerente, principalmente al mediodía, por un lapso de hasta dos y media horas, a tomar los alimentos y platicaban acerca de las situaciones personales de ambos y que al principio su relación era muy amistosa, pero se deterioró en los últimos meses... sobre todo porque Laura acababa de iniciar una relación sentimental con una persona externa a su trabajo...”. El comunicado menciona que “con respecto al acoso, el Sr. Mendoza lo negaba en todo momento, hasta el punto que Laura, señaló: ‘... El Señor niega todo, a ver que dice de esto que voy a decir: en las pláticas que teníamos en la Oficina, también había besos y abrazos...’.  A este señalamiento Gonzalo, permaneció en silencio”. López Barrón considera que durante cierto periodo, la oficina de la empresa y el tiempo destinado a las labores, fue utilizado por la empleada y su jefe, para realizar “actos inmorales”, faltando a los principios de probidad y honradez. En consecuencia, agrega, “determiné que estaban suspendidos de sus actividades”. El director general de ETN detalla que el día 12 de junio se presentó a su oficina Gonzalo Mendoza Ríos y acordaron su despido inmediato. Por otro lado indica que Laura, desde el día en que se realizó la reunión, no se ha presentado a las oficinas de la empresa, ni establecido ninguna comunicación, pero que hasta la fecha sus derechos laborales continúan vigentes. Finalmente, López Barrón manifiesta su confianza en que las autoridades competentes den seguimiento a la denuncia penal interpuesta por Laura.

Comentarios