Asume guardia rural tareas de seguridad en la sierra de Guerrero

jueves, 28 de agosto de 2014
CRUCERO DE CASA VERDE, Gro. (apro).- La guardia rural de los pueblos de la sierra asumió el control de la vía que conecta esta zona con la región Centro, con el fin de revertir la ola de inseguridad y violencia que se desató esta semana y provocó la suspensión del transporte público y desabasto de víveres y combustible en el municipio de General Heliodoro Castillo. Al menos 80 comunitarios armados con escopetas y fusiles HK G-36 y AR-15 mantienen un retén en el punto conocido como crucero de Casa Verde, ubicado en el tramo Mezcala-Zumpango de la carretera federal México-Acapulco, donde revisan los vehículos que suben y bajan de la Sierra por la ruta de Xochipala y Filo de Caballos. De esta forma, los pueblos organizados de la Sierra, que desde el año pasado conformaron un grupo de autodefensa y decidieron integrarse en el esquema de la Policía Rural que promueve el gobierno estatal, intentan prevenir hechos delictivos en este crucero, indicó su coordinador, Abraham Reyes Flores, en entrevista con Apro. Lo anterior, luego de que hace cinco días, en este mismo entronque, ciudadanos denunciaron públicamente que un grupo delincuencial atacó a transportistas y pasajeros de la ruta que conecta el poblado de Tlacotepec con las ciudades de Iguala y Chilpancingo, y se llevaron cuatro unidades que hasta el momento mantienen retenidas. La acción criminal que mantiene en zozobra a los pobladores de la sierra se registró luego de que el Ejército retiró un campamento militar que mantenía desde hace ocho meses en el poblado de Xochipala, municipio de Eduardo Neri, señalaron habitantes de Tlacotepec, quienes el martes 26 realizaron una asamblea en el centro de la cabecera municipal de General Heliodoro Castillo, donde exigieron seguridad y reprocharon la indolencia gubernamental. Al respecto, Reyes Flores informó que la decisión de asumir el control de la seguridad del tramo carretero Casa Verde-Filo de Caballos, fue avalada desde ayer por las autoridades comunitarias de los 18 pueblos de la sierra que conformaron la guardia comunitaria y el gobierno estatal. Aparte, los habitantes de los pueblos de Xochipala, La Laguna, El Mirabal, Los Morros, Campo de Aviación, Filo de Caballos y Carrizal de Bravo se organizan para hacer guardias nocturnas y preparar alimentos para los comunitarios. "El propósito es garantizar la seguridad de las personas que se desplazan diariamente por esta zona y evitar que se repitan ataques contra la ciudadanía", indicó Reyes Flores. Al ser consultado esta tarde en el retén que mantiene en el crucero de Casa Verde, el coordinador de la Guardia Rural aseguró que desde este jueves profesores, médicos y prestadores de servicio comenzaron a subir a la sierra, luego de que por temor no se presentaban en la zona. No obstante, dijo que hasta el momento los transportistas de Tlacotepec mantienen suspendido el servicio a Iguala y Chilpancingo, al considerar que aún no tienen garantías para circular en ambas ciudades disputadas por grupos delincuenciales que pretenden imponer su hegemonía a sangre y fuego.

Comentarios