Víctimas de secuestro optan por no denunciar: Murillo Karam

jueves, 28 de agosto de 2014
BOCA DEL RÍO, Ver. (apro).- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, admitió que será “muy complicado” que el gobierno de Enrique Peña Nieto ofrezca una cifra global de secuestros y desapariciones en el país, porque ningún familiar que padezca este flagelo delincuencial –afirmó– quiere recurrir a la autoridad. “Ni prefieren, ni admiten, ni quieren que sea tratado (el secuestro o desaparición) por la autoridad. El secuestro es un área difícil donde hacer cuentas. La cuenta negra queda oculta”, subrayó. Luego de reunirse en privado con senadores del PRI y del PVEM para retroalimentar la agenda legislativa del próximo periodo, Murillo Karam precisó que la Procuraduría General de la República (PGR) sólo tiene “datos oficiales” de secuestros y desapariciones. La cifra es mucho mayor, admitió, pero no se tiene porque la ciudadanía no recurre a la autoridad por desconfianza. En rueda de prensa en esta ciudad, donde solo respondió tres preguntas, el funcionario federal señaló que la PGR y las procuradurías locales tratan de cruzar datos en materia de secuestros, sin embargo, insistió, es una tarea “muy difícil”. “No hay una cifra permanente. Si hoy les doy una cifra, mañana va a ser otra y así”. Cuando se le preguntó si el gobierno federal tenía pruebas contundentes sobre la muerte de Juan José Esparragoza, El Azul, confirmada por su hijo Juan Esparragoza Jiménez, Murillo Karam prefirió no hablar del tema y soltó: “No, ¿la siguiente pregunta?”. Luego detalló que actualmente “habrá” como 80 cárteles del narcotráfico operando en el país, y apuntó que cada que se “destruye” la cabeza de una organización delincuencial, el Estado queda expuesto a “delitos más individuales”. Y manifestó que el gobierno federal hace esfuerzos importantes para “cercar fronteras” en las entidades federativas del país, con el fin de evitar que se genere el “efecto cucaracha”.

Comentarios