"Injustificable", que aún no haya detenidos por caso Chalchihuapan: CNDH

viernes, 8 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Al afirmar que el caso de San Bernardino Chalchihuapan es uno de los más lamentables que ha atendido, el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia, condenó que a un mes del asesinato del niño José Luis Tehuatlie Tamayo los responsables aún estén libres. En rueda de prensa, luego de la comparecencia del procurador de Puebla, Víctor Carrancá, el ombudsman nacional recalcó que aunque el dictamen que dio a conocer la Procuraduría estatal la semana pasada da por hecho que fueron los manifestantes los que asesinaron al niño, de ninguna manera pueden darse por agotadas las investigaciones sobre el caso. Aunque en rueda de prensa el miércoles 30 de julio, Carrancá aseguró que la PGJE ya sólo sostenía la línea de investigación que señalaba que el niño murió por la “onda expansiva” que generó un cohetón que lanzaron los manifestantes, Plascencia Villanueva dijo que, al comparecer ante este organismo, el procurador sostuvo que aún no tenían conclusiones definitivas. “Se le preguntó en torno a si el dictamen sobre la muerte del menor era definitivo, y si eso cerraba la investigación, pero manifestó que de ninguna manera, que era un dictamen que podía ofrecerse con lo que tenían de evidencias hasta el momento, pero que seguía abierta la investigación y que seguirían integrando a ese respecto”, relató Plascencia Villanueva. El titular de la CNDH señaló que, a lo largo de hora y media, el procurador de Puebla explicó las acciones desplegadas por la dependencia a su cargo, además de que se le formularon 70 preguntas al respecto. “Es un hecho terrible y de los más lamentables que ha conocido esta Comisión de los Derechos Humanos”, admitió Raúl Plascencia, pues hay “un niño muerto de 13 años, también policías y miembros de la comunidad heridos de manera muy delicada. Creo que hay que darle la dimensión al caso como corresponde”. El presidente de la CNDH resaltó que “no hay ninguna justificación para que un niño de 13 años haya perdido la vida en la manera en la que se dio y mucho menos que hoy por hoy los responsables sigan libres y que no haya una sola persona detenida por el homicidio de este menor. Este es el reclamo de justicia y el que todos los organismos públicos debemos asumir". Luego insistió en que el reclamo de justicia y el deber que los servidores públicos tienen que asumir es que quien quiera que resulte responsable sea llevado a la justicia y que un delito tan grave como matar a un niño de 13 años “no debe jamás quedar impune”. Las declaraciones de Carrancá y las del titular de la SSP estatal, Facundo Rosas, quien compareció el miércoles 6, se incluirán en el expediente de investigación CNDH/1/2014/4555/Q/VG. El presidente del CNDH apuntó que analizan “la conveniencia” de que también comparezca el presidente auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan, Jairo Javier Montes. La CNDH precisó que hasta ahora ese expediente es integrado con 132 entrevistas, 525 fotografías, 70 videos, 10 solicitudes de información a diferentes autoridades, dictámenes médicos como certificaciones médicas civiles y dos solicitudes de medidas cautelares para exigir protección de la población de Chalchihuapan. Al finalizar su comparecencia, Carrancá defendió los resultados de las investigaciones que ha llevado a cabo la dependencia, en conjunto con la Policía Federal, y que han dado como resultado que el niño falleció por la “onda expansiva de un cohetón”.

Comentarios