"Prefiero irme al panteón que pisar la pinche cárcel otra vez": Hipólito Mora

jueves, 18 de septiembre de 2014
MORELIA, Mich. (apro).- Hipólito Mora Chávez, exdirigente de las autodefensas y actual comandante de la Fuerza Rural en Michoacán, enfrenta una nueva orden de aprehensión, esta vez por secuestro. El Juez Segundo de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Apatzingán giró la orden de captura en contra del ahora comandante de la policía rural de La Ruana (Felipe Carrillo Puerto), por la presunta retención ilegal de una persona en Yurécuaro. El pasado jueves 11, el líder de los grupos de autodefensa dijo en entrevista con 24 Horas que la acusación proviene de unos vecinos de Yurécuaro, que se acreditaron como familiares de una persona que presuntamente mantuvo retenida en una bodega en febrero. Mora Chávez aseguró que es una mentira, pues nunca estuvo en esa localidad en ese mes, y para sustentarlo tiene varios testigos. Sin embargo, ante la posibilidad de la nueva aprehensión presentó una demanda de amparo ante cualquier acto privativo de la libertad. Como parte de ese juicio interpuesto en el Juzgado Cuarto de Michoacán, ayer se notificó que el Juzgado Segundo Penal aceptó que existe un pedimento judicial en contra del activista. Hipólito Mora se mostró sorprendido con la noticia que conoció –dijo— a través de los medios porque a la fecha, dijo, sus abogados no le han hecho notificación alguna. Y de antemano advirtió: “Yo la cárcel no la vuelvo a pisar, si me quieren detener y traigo un arma yo prefiero irme al panteón que pisar la pinche cárcel otra vez injustamente”. “Lo que quieren es encerrarme porque les estorbo”, dijo y afirmó que “en todo Michoacán estamos peor que antes del levantamiento en armas; los buenos en la cárcel y los malos en las calles y en las carreteras”. Según el exautodefensa, su abogado no le informó sobre la nueva orden de aprehensión en su contra y la semana pasada que fue a firmar y tampoco le dijeron nada. “Me toca volver la próxima semana, el 24 y entonces me van a detener. Quieren encarcelarme, les estorbo a algunas gentes del gobierno porque estoy luchando por el bien de las personas y con un movimiento justo, pero prefiero el panteón a la cárcel”, soltó. Las autoridades judiciales, abundó, “se están prestando al juego” ya que nunca antes había ido a Yurécuaro, donde supuestamente ocurrió el secuestro del que lo acusan. “Conocí ese pueblo hasta que tuve que ir a firmar”, sostuvo el comandante de la Fuerza Rural. Mora indicó que esperará “a ver qué hace el gobierno” y que si de detenerlo se trata saben dónde traba y dónde vive porque no se va a esconder ni a huir. Recordó que la primera vez que lo enviaron a la cárcel, por su presunta coparticipación en el asesinato de dos autodefensas de La Ruana, no encontraron evidencias que justificaran su permanencia en prisión, a pesar de que “hubo quienes quisieron sobornar al magistrado” Plácido Torres Pineda, quien lo dejó libre. Contundente, Mora Chávez, advirtió: “Yo con gusto mejor me voy al panteón que ir a estar sufriendo en la pinche cárcel por un movimiento que yo inicié con mi grupo, un movimiento honesto que tiene un año siete meses y no se ha corrompido”. Al iniciar el movimiento armado para frenar los embates de Los Templarios en la región de Tierra Caliente, en febrero de 2013 –dijo—afectó los intereses de gente adinerada ligada al grupo delictivo. “Cuando nació el movimiento de ahí para acá se afectaron intereses de muchas personas, de muchísimas personas, gente de mucho dinero, algunos empleados del gobierno (no quiso especificar quiénes). Y yo no me he prestado a los intereses propios de alguna persona (…) de alguna forma les estorbo y están buscando la manera de quitarme de en medio”, acotó. Y advirtió: “Nadie me va a poder callar, nadie, ni la delincuencia organizada o el gobierno, no me van a callar, sólo que me metan unos balazos”. Según Eduardo Quintero abogado de Mora “es completamente falsa” la versión de que su cliente tenga una orden de aprensión en su contra y se trata de una calumnia. Según Quadratín, el también abogado defensor del exedil de Apatzingán Uriel Chávez, Hipólito Mora no tiene ningún requerimiento por parte del Poder Judicial de Michoacán, y sólo lleva un proceso bajo fianza por lo que tiene que ir al juzgado a firmar.

Comentarios