Impiden a madres de víctimas de feminicidio en Juárez plantón en Los Pinos

martes, 23 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Madres de víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez instalaron un plantón sobre el Paseo de la Reforma para exigir el cumplimiento de acuerdos firmados el año pasado, así como para gestionar una audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto. Encabezados por Malú García Andrade, de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, las manifestantes bloquearon un sentido del Paseo de la Reforma luego de fracasar en su intento por instalar una huelga de hambre a las puertas de la residencia oficial de Los Pinos. Acompañadas por activistas del movimiento #YoSoy132 y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), Malú, Silvia Banda y Brenda García exigieron el cumplimiento de los acuerdos firmados el año pasado después de realizar un plantón frente a la Secretaría de Gobernación, así como una audiencia con Peña Nieto. Luego de asegurar que en Chihuahua “hay más de dos mil mujeres asesinadas y más de 500 niñas desaparecidas”, García Andrade señaló que a más de un año siguen sin cumplirse acuerdos, como la contratación de forenses extranjeros para identificar los restos de 80 mujeres que se encuentran en las instalaciones del Servicio Médico Forense, y que el fiscal Refugio Jáuregui “reconoce que existen pero que ningún resto pertenece a las desaparecidas de Ciudad de Juárez lo cual es peor, porque son mujeres de otros estados o migrantes”. Otro acuerdo incumplido, aseguró, es la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de recompensas ofrecidas por la Procuraduría General de la República (PGR) hasta por un millón y medio de pesos, por información que conduzca al paradero de mujeres desaparecidas,  y cuyas familias así lo pidan, así como la entrega de un reporte por parte de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO)  sobre los casos que podría atraer. [gallery type="rectangular" ids="382846,382845"] Asimismo, dijo que el año pasado se acordó trabajar en la tipificación del delito de desaparición, la conformación de un banco de datos de personas desaparecidas y otro de ADN, como lo ordenó la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso Campo Algodonero y medidas de protección para las madres que han denunciado los feminicidios en la Ciudad de México y han regresado a Chihuahua, donde se han puesto en riesgo. Las mujeres llegaron a las 10:00 a las puertas de Los Pinos para instalar su campamento, y de inmediato fueron rodeadas por elementos del Estado Mayor Presidencial. Arropadas por miembros de otras organizaciones sociales, las mujeres fueron abordadas por el director general adjunto de la oficina de Atención Ciudadana de la Presidencia, Ricardo Martín Sánchez. Después de tres horas en que no recibieron respuesta a sus demandas de atención, decidieron realizar una marcha de Los Pinos a Reforma para cerrar el paso a los vehículos, no sin antes forcejear con granaderos. A Reforma llegó Ricardo Martín Sánchez quien le ofreció instalar una mesa de negociación en la Fiscalía Especializada en Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), donde revisaron los acuerdos con funcionarios de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, y la SEIDO. [gallery type="rectangular" ids="382844"] García Andrade sostuvo que pese a la revisión, mantendrán un plantón en Reforma en el que ella y las señoras Brenda y Silvia se instalarán en huelga de hambre. “Vamos a estar en huelga de hambre  hasta que Peña Nieto demuestre que le importa la vida de las mujeres, hasta que nos concedan una audiencia, ya sea con Peña Nieto, (Miguel Ángel) Osorio Chong (secretario de Gobernación)  o el procurador (Jesús) Murillo Karam”, aseguró la defensora. Y es que contó que en un primer momento, el funcionario de la Presidencia, Martín Sánchez, les ofreció sostener un diálogo con la subsecretaria de Derechos Humanos, Lía Limón, a lo que se negaron las manifestantes. “Hace un año mientras estuvimos en el plantón, Lía Limón no nos quiso recibir, y después me dijeron de la Unidad de Derechos Humanos que estaba muy enojada por el plantón y le retiraron la escolta a mis hijos y se la redujeron a mi mamá (Norma Andrade) a pesar de que tenemos medidas cautelares y de que mi mamá ha sufrido dos atentados, uno de ellos en el DF y mi hija fue asaltada a mano armada”, destacó García Andrade. Malú García insistió en la urgencia de ser atendidas por funcionarios de alto nivel para atender el grave problema, y que pese a que Peña Nieto ya “lleva dos años como presidente de la República no ha disminuido el número de feminicidios. Ignacio del Valle, líder del FPDT, expresó su solidaridad, al destacar que el Estado de México se ha convertido en la entidad número uno con número de feminicidios y de desapariciones, “la mayor parte de estos casos ocurrieron cuando Peña era gobernador”, recordó. Del Valle y García Andrade convocaron a los ciudadanos a sumarse a la movilización para detener la violencia contra las mujeres, se castigue a responsables de ella y se localicen a las desaparecidas. “¿Cuántas asesinadas y desaparecidas más debe haber para que escuche a nuestras madres? Lo único que le están pidiendo es que busque a las desaparecidas y se castigue a los culpables de los feminicidios”, puntualizó García Andrade.

Comentarios