'La Tuta' anda 'a salto de mata' en el sur de Michoacán: Rubido

miércoles, 24 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, La Tuta, anda “a salto de mata” en el sur de Michoacán, afirmó Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad. La capacidad operativa del capo, dijo, está “altamente restringida” aunque reconoció que aún cuenta con protección de algunos habitantes de Tierra Caliente, como en Arteaga y Lázaro Cárdenas, donde la Policía Federal (PF) mantiene vigilancia permanente para evitar el contacto de Gómez Martínez con cualquier persona. Entrevistado tras su participación en el Tercer Foro Nacional Sumemos Causas por la Seguridad y horas después de que se desplegara un operativo con casi mil elementos en siete localidades para buscar al líder templario, Alejandro Rubido afirmó que se ha mermado la capacidad operativa del capo y se mantiene “a salto de mata” moviéndose de un lado a otro para evitar su captura. Alrededor de las ocho de la mañana unas 120 camionetas ingresaron a las comunidades de La Mira, Buenos Aires, Acalpican de Morelos, Playa Azul, La Habillal, Chuquiapan y Caleta de Campos, todas ubicadas en la región costera de la entidad, para buscar y capturar al principal líder de Los Caballeros Templarios. “Estamos hablando de los municipios de la zona de Arteaga, parte de Lázaro Cárdenas, es decir, la región sur del estado”, donde Servando Gómez podría gozar de cierta protección por parte de algunos habitantes, reconoció el funcionario. El operativo es encabezado por las Fuerzas Rurales y es apoyado por efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, de la Fuerza Ciudadana, Policía Federal y Fuerzas Armadas. Una fuente que participa en el operativo de búsqueda citada por Animal Político reveló que La Tuta estuvo “muy cerca” de los funerales de su hermano Aquiles Gómez Martínez –hallado muerto el pasado 19 de septiembre en un fraccionamiento de Lázaro Cárdenas– y dijo que  cuentan con información de que el capo se mueve entre poblados de la sierra. Y si bien Alejandro Rubido reconoció que las estructuras delincuenciales son piramidales, es decir que hay toda una estructura debajo de La Tuta, afirmó que “al final de cuentas, la capacidad que tenga cada uno de los líderes para articular con los proveedores de las sustancias ilegales (drogas) o los compradores de las mismas, es fundamental”. Por ello, consideró que “sí es importante que en estas estrategias se privilegie los blancos específicos, los objetivos prioritarios como ha sucedido en Michoacán”.

Comentarios