Peña "no pasaría la prueba" si existiera revocación de mandato: Monreal

viernes, 26 de septiembre de 2014
COLIMA, Col., (apro).- Si existiese en la Constitución de México la figura de revocación de mandato, el presidente Enrique Peña Nieto “sin duda que no pasaría la prueba” en una consulta de este tipo, consideró el diputado federal Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadano. En entrevista con Apro, realizada en el marco de una conferencia que ofreció en la Universidad de Colima, el legislador estimó que el mandato de Peña sería revocado debido al “enorme desgaste y a la irritación social” que han generado las reformas estructurales, y también por “el gran vacío en varios rubros como la seguridad pública, el desempleo, la desarticulación en la que está sumido el gobierno y los problemas que se están presentando en materia de gobernabilidad”. En relación con la iniciativa ciudadana que ayer presentó en el Senado un diputado local sinaloense para establecer la revocación de mandato en México, Monreal Ávila expresó su apoyo, con el argumento de que esta figura “es parte de la rendición de cuentas a la que debemos sujetarnos quienes formamos parte del ejercicio público”. Indicó que se trata de un viejo reclamo de los ciudadanos porque no se ha instituido ni se ha generado como una institución de reconocimiento del derecho mexicano, por lo que espera que éste sea el inicio para que se extienda a todos los puestos de elección popular. —¿Ve usted condiciones para que prospere esta iniciativa? —se le preguntó. —No lo sé, hay temor de los gobernantes de que esta figura se instituya porque saben que a muchos de ellos, en el ejercicio de su función, sí puede serles revocado el mandato, entonces no es tan fácil que lo acepten. Ha sido muy difícil instalarla en México por los intereses creados que existen —respondió. De acuerdo con el legislador zacatecano, como requisito previo para solicitar una consulta de revocación de mandato podría establecerse el apoyo de 1% o 2% de ciudadanos de la lista nominal de electores a través de una institución de carácter electoral. Entre las causas en las que se sustentaría esta solicitud, Monreal enumeró el incumplimiento de compromisos y enfermedad o violaciones sistemáticas a las leyes, aunque esto último también implica el juicio político, pero tendrían que complementarse los juicios de responsabilidad con la revocación de mandato. A juicio de Ricardo Monreal, no hay posibilidades de que broten levantamientos armados en la sociedad ante la situación que vive el país, porque “la gente está muy mediatizada”, sin embargo, dijo, “la irritación social va a llevar a la desesperación a grupos sociales, a que la inconformidad social se manifieste en lugares alejados, aislados, donde las políticas neoliberales los han llevado prácticamente a la sobrevivencia”. Añadió: “Toda esa gente no tiene nada que perder y por esa razón están dispuestos a todo. En la sierra, en la montaña, en zonas urbanas, sí es delicado el momento, por eso el país requiere una serenidad, una reoxigenación, un cambio verdadero, porque no va a aguantar la política neoliberal que están aplicando. El modelo económico que persisten en aplicar no va a aguantar, va a tronar esto. Yo lo veo ahora que salgo a las universidades, ahora que salgo a dar conferencias. Veo irritación abajo, en la base, y es muy delicado”. En otro tema, consideró que el movimiento surgido en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) “fue provocado por la miopía y una actitud insensible de iniciar un proceso de privatización del Politécnico en el momento en que se eliminan becas, se privatizan espacios escolares públicos y donde se establece la obligatoriedad de cuotas para la inscripción y para talleres o incluso cursos deportivos (…) es el inicio de un proceso de privatización de la educación pública en el nivel superior”. —¿Debería tenderse hacia la gratuidad en las universidades del país? —se le preguntó. —Es urgente, la gratuidad es un aspecto fundamental, por esa razón me parece que es muy delicada esta situación. Entonces lo que está pasando en el Politécnico va a abrir los ojos a muchas universidades de los estados, y si es la movilización la que pueda detener esta privatización de la educación superior, estoy seguro que lo van a lograr, se va a movilizar el país —apuntó. En el caso de la Universidad de Colima, donde se han interpuesto juicios de amparo contra el pago de cuotas, Monreal manifestó que la casa de estudios está violando la Constitución, pues los alumnos se quejan de las cuotas obligatorias. “Se supone que ningún estudiante debe ser sometido a la obligatoriedad de las cuotas, que son de carácter voluntario desde el punto de vista constitucional”, dijo. Y remató: “La Universidad de Colima debería recapacitar ante estos momentos de crisis donde los jóvenes están engrosando el crimen organizado y la delincuencia. Deberíamos abrir las puertas de las universidades, no obligarlos a pagar cuotas de las que no disponen como condición para que estudien”.

Comentarios