Vapulean PAN y PRD a consejeros electorales identificados con el PRI

martes, 30 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- A una semana del inicio del proceso electoral 2015, que será el primero que organiza, el flamante Instituto Nacional Electoral (INE) fue descalificado en su independencia y honorabilidad por los principales partidos de oposición tras el nombramiento de consejeros de 18 estados, identificados en su mayoría con el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Los consejeros electorales, encargados de seleccionar a los integrantes de los Órganos Públicos Electorales Locales (Oples) de los 18 estados, fueron vapuleados por los representantes de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) por, según ellos, plegarse al PRI, signo partidario que distingue, según ellos, a la mayoría de los 128 consejeros locales. “¡Se instaló la PRI bancada en el INE!”, acusó Guadalupe Acosta Naranjo, representante del PRD, quien identificó a los consejeros Adriana Favela, Enrique Andrade, Beatriz Galindo y Marco Antonio Baños como parte de ella y a éste como “el jefe”, al mismo tiempo “vicepresidentre” del órgano electoral. El perredista ironizó sobre la identificación cromática del PRI que asoció al INE: “Hay un nuevo estilo. Por eso traje corbata roja, porque aquí todo será rojo, violentando su propia normatividad”. El panista Javier Corral, por su parte, aseguró que el bloque de consejeros identificados con el PRI –al que se sumó Javier Santiago Castillo, propuesto por el PRD– logró colocar a 114 de los 126 consejeros estatales. “La mitad tiene identificación o vínculos con el PRI. En política no hay coincidencias: Son órganos partidizados”. Añadió: “El proceso ha terminado sesgado y a favor del PRI y los gobernadores. La estrategia del bloque del PRI ha tenido éxito”. Y fue cuando comenzaron las revelaciones del reparto de cuotas entre partidos, no ahora con los Oples, sino de los actuales integrantes del Consejo General del INE, en una discusión en la que la representación del PRI apapachó a los integrantes de la institución, como lo hicieron también los del Partido Verde y Nueva Alianza (Panal). Fue Corral quien confesó que él formó parte de la negociación. “Participé, defendí y avalé esta integración por cuotas”, dijo el controvertido senador, quien tuvo confianza en que ellos tendrían altura de miras y que serían honorables, pero pronto se decepcionó de varios: “Este proceso muestra la fragilidad  de la institución y la debilidad de la democracia”. Intervino Acosta Naranjo para decir que esa era, justamente, la “manzana envenenada” en el INE: Que un bloque de cuatro consejeros se apoderaron del proceso de los Oples y no quieren que eso se sepa. Y fue más allá al revelar que el proyecto era un reparto de consejeros entre los partidos –dos para el PRI, dos para el PAN y dos para el PRD, con presidente de consenso–, y que Baños le pidió nombres. “Yo no hice ninguna propuesta, a pesar de que él me la pidió. Les dijimos que queríamos órganos imparciales, no de cuotas”, puntualizó. “De lo contrario mejor tráigannos a Osorio Chong de presidente. ¿Es o no cierto?”. –Eres un mentiroso –le dijo Baños, rojo de ira. –Desmiénteme –respondió el perredista. El pleito se trasladó a Twitter, en medio de la sesión: Baños escribió: “Acosta Naranjo abandonó los argumentos de político serio para hablar como porro… Rechazo contundentemente las descalificaciones tendenciosas de Guadalupe Acosta. Lamento su diatriba”. También en medio de la sesión, en entrevista, Acosta Naranjo reveló al reportero que no sólo Baños le pidió nombres para ser integrados a las listas de Oples, sino que hubo otros consejeros que también se lo propusieron. “Otros consejeros, no quiero decir más nombres, me insinuaron el 2-2-2, y claro que yo no acepté eso”, expresó, renuente a identificar a los otros consejeros. –¿Pero uno de ellos fue Baños? –Baños estuvo presente en esa reunión. Por eso no me desmiente ahorita. ¡Claro que me lo propusieron! Pero no nada más a mí, se lo propusieron a otros, y yo lo que dije tajantemente: Ese es un error. Los órganos no deben ser con cuotas de los partidos. –¿Este acuerdo es parte del Pacto por México? –¡Claro que no, hombre! Es una leyenda. Si eso fuera cierto, yo era secretario técnico del Pacto, no estaría yo defendiendo. Y es que el representante del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Horacio Duarte, advirtió que nadie debe sorprenderse del reparto de los Oples, porque ese es el guión del Pacto por México establecido desde 2012. “Lo que mal comienza, mal se conduce y mal acaba”, subrayó. Aseguró que hubo un reparto partidario de consejeros locales y puso como ejemplo a un panista del Estado de México, sólo que en su mayoría beneficia al PRI, en lo que es una “restauración autoritaria”. En la línea del discurso de Andrés Manuel López Obrador, Duarte reiteró que las instituciones siguen secuestradas y todo favorece al PRI, que todo lo pinta de rojo: “Se comenzó a pintar desde 2012”, puntualizó. “Por eso no confiamos en estas instituciones –insistió–. El INE perdió en esta etapa de entregarle a los ciudadanos órganos autónomos e independientes”. Los consejeros electorales, por su parte, defendieron la imparcialidad del proceso de los Oples y rechazaron que haya una tendencia para favorecer al PRI, como alegaron PAN y PRD. El presidente del INE, Lorenzo Córdova, rechazó que haya habido reparto de cuotas en los Oples: “En esta designación no hay cuotas ni sesgos partidistas”, afirmó. Mientras tanto, Baños rechazó la existencia de un bloque de consejeros que impuso a la mayoría de los aspirantes. “Hay quienes sugieren que cinco consejeros habrían podido determinar el rumbo y estoy seguro que el verdadero bloque será de 11”, expresó Baños, quien insistió: “No es verdad que las y los aspirantes hayan llegado por decisión de un grupo de consejeros”. El consejero Santiago, a quien se identifica cercano al PRD, rechazó los señalamientos de la oposición, y acusó: “Hay un doble discurso: Con una mano se pide y con la otra se pega. Seamos claros: ¿A qué estamos jugando?”. Ciro Murayama, otro consejero propuesto por el PRD, defendió el proceso y de plano espetó a los partidos: “No les pedí permiso ni les pediré perdón. Prefiero un error propio que el acierto de un actor político”. Arturo Sánchez Gutiérrez, allegado al PAN, lamentó que se haya descalificado el proceso y al INE: “Me preocupan los adjetivos, porque la institución sufre”. La sesión se anticipaba intensa y quizá por eso las listas propuestas por la comisión presidida por Baños hizo cinco cambios en la lista de consejeros, tres de ellos de presidentes de los organismos de Jalisco, San Luis Potosí y Tabasco. En Jalisco quedó como presidente Guillermo Alcaraz Cross, en lugar de Beatriz Rangel, quien quedó como consejera por seis años; en San Luis Potosí, Laura Elena Fonseca relevó a Rodolfo Aguilar Gallegos, quien será consejero por seis años. En Tabasco, Luisa Fernanda Viveros, quien había sido propuesta como presidenta y que estaba vinculada al PRI, fue removida y en su lugar quedó Maday Merino Damián. Al final, la lista de consejeros se aprobó por el voto de los 11 consejeros electorales, salvo en algunos casos en que la consejera Pamela San Martín votó en contra de algunas propuestas, como lo adelantó desde el inicio de la sesión.  

Comentarios