"Chismes", acusaciones de soborno y fiestas con sexoservidoras: Preciado

jueves, 4 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder del grupo parlamentario del PAN en el Senado, José Luis Preciado, se deslindó del nuevo escándalo que arrastra por los supuestos sobornos de 500 mil pesos que ofreció a sus compañeros de bancada para aprobar una propuesta del PRI en la reforma político-electoral de diciembre de 2013. “Es un chisme, me enteré hoy en los periódicos de algo que supuestamente se dijo”, respondió. Y prosiguió: “No hay alguien que lo sustente públicamente o que haga alguna declaración. Yo estoy a la disposición una vez que alguien haga suyas esas palabras, porque la verdad es un trascendido, es un chisme y yo no estoy para responder chismes de ningún tipo”. Sin embargo, en rueda de prensa, el senador colimense se ofuscó cuando los reporteros le comentaron que fueron cerca de 20 legisladores del PAN, participantes en la reunión interna de la bancada, quienes comentaron la acusación que le hizo el senador José María Martínez, removido como vicecoordinador de la fracción. --El senador Ernesto Ruffo hoy salió y confirmó que ayer hubo diferendo entre ustedes –se le comentó. --Sí, pero no creo que se haya referido a este tema. --Que se le hizo una acusación de llevar a un senador a una fiesta con sexoservidoras. --Sí, lo leí hoy en el periódico también. --¿Usted invitó a legisladores a una fiesta con sexoservidoras, senador? --Yo nunca he invitado, he ido, he estado o he organizado una situación de ésas--, atajó Preciado. El jefe de los senadores panistas afirmó luego que su remoción es una facultad del presidente del partido, Gustavo Madero, y que él cuenta con el respaldo de sus compañeros. Sobre el mismo tema, Roberto Gil Zuarth, cercano al grupo de Ernesto Cordero, indicó que en la bancada del PAN decidieron que “cualquier diferencia personal no debe tener ninguna trascendencia pública”. “Le dimos el respaldo al coordinador en razón de que dio algunas explicaciones sobre incluso fechas de dónde se encontraba cuando supuestamente se realizaron algunas de las acciones que se le imputan”, dijo Gil Zuarth. “Fueron afirmaciones lanzadas en una reunión plenaria que desafortunadamente se hicieron públicas; un desencuentro personal que no debiera tener mayor trascendencia, sino mantenerse en el espacio de serenidad del Grupo Parlamentario”, sentenció el también presidente de la Comisión de Justicia. Vacantes del Consejo de la Judicatura Por otro lado, Gil Zuarth confirmó que existe un “desencuentro” entre el PRI y el PAN sobre el nombramiento de las dos vacantes en el Consejo de la Judicatura. Afirmó que su comisión concluyó la dictaminación de la primera vacante, pero la Junta de Coordinación Política no se ha puesto de acuerdo para plantear una solución al pleno. “Hay un desencuentro sobe si debe haber una distribución de partido o si debe haber un perfil más cercano a una fracción parlamentaria o a otra. Creo que lo que ya sucedió el día de ayer en el Consejo de la Judicatura (que no pudo sesionar por falta de quórum), debe ser un llamado de atención para que superemos nuestras posiciones y logremos un consenso”, abundó el presidente de la Comisión de Justicia del Senado.