Fox celebra la construcción del nuevo aeropuerto: "México sale ganando"

jueves, 4 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El expresidente Vicente Fox, quien durante se administración no logró consolidar el plan de construcción del aeropuerto internacional en Texcoco, Estado de México, se congratuló por el nuevo proyecto de infraestructura que presentó el presidente Enrique Peña Nieto. “Me parece que México sale ganando con este aeropuerto, espero todo camine sobre ruedas, será un asunto de gran impacto”, puntualizó el guanajuatense en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula. De acuerdo con el exmandatario, cuando en su gobierno comenzó el proyecto para construir el nuevo aeropuerto (2001-2002), se agotó el presupuesto para seguir pagando las tierras. “Cada época tiene sus tiempos, sus momentos, tiene sus circunstancias. Entonces se hizo todo lo posible para ponerlo en marcha, pero terminó en lo que todos ustedes conocen”, dijo Fox al recordar el movimiento de los dueños de las tierras en San Salvador Atenco, quienes impidieron que la terminal aérea se construyera en su territorio. “No se esperaba la resistencia que hubo. La primera propuesta de esas tierras fue de 50 mil pesos por hectárea. Se fue subiendo hasta llegar a los 550 mil pesos por hectárea. Se manejó comercialmente el asunto, ya no era conveniente pagar más dinero”, explicó. Sin embargo, dijo, se realizaron trabajos de modernización en las terminales aéreas de Toluca, Puebla, Cuernavaca y en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Al lamentar que el proyecto del nuevo aeropuerto no se consolidara en su gobierno, Vicente Fox aseguró que el movimiento de los atenquenses se politizó. Y lamentó que también se perdieran esos años, igual que se perdió para el país, en aquel momento, una reforma energética, sostuvo. “Hoy afortunadamente se recupera y la posibilidad es grande, tanto con la reforma energética como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, subrayó. Y añadió: “Mi reconocimiento nuevamente al presidente Peña, bien llevado hasta ahorita el proceso, y es un gran regalo para México”. En agosto de 2002, luego de nueve meses de conflictos con los campesinos de San Salvador Atenco, el gobierno de Vicente Fox anunció de manera inesperada la cancelación del proyecto de construcción del aeropuerto internacional en Texcoco. En aquella ocasión, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció a través de un comunicado que tras la negativa de las comunidades ejidales para la edificación del nuevo aeropuerto sobre sus tierras, “y habiendo, en las nuevas condiciones, opciones convenientes para ampliar la base aeroportuaria del centro del país, el gobierno de la República ha tomado la decisión de realizar los trámites conducentes para dejar sin efecto los decretos expropiatorios”. El general Francisco Gallardo, asesor del movimiento, consideró que la decisión del presidente Fox fue “un acto humanitario acorde con los avances democráticos del país”. Lo más importante, añadió, es que el caso de Atenco se tome como una “lección” para el gobierno de que las decisiones de cúpula deben ser consensuadas antes con la sociedad civil. “Sobre todo porque se tocó el interés y los derechos de campesinos e indígenas que representan la identidad del país”, apuntó entonces.

Comentarios